Michoacán presentará controversia en la Corte por superdelegados

Denuncia que se nota el deseo del Gobierno federal de regresar al centralismo más viejo y rancio de la historia del país

- Publicidad -

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán informó que presentará ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un recurso de controversia por la designación de la figura de superdelegados federales.

Asegura que de no hacerlo estaría incurriendo en una “grave omisión al pacto federal”.

Aureoles considera que no puede haber una autoridad paralela a los gobiernos estatales.

A su parecer, que el Gobierno federal designe a esa figura no es un tema menor, pues pone en riesgo la soberanía del estado tanto como la vida de la República federal.

Por lo tanto, anuncia que no volverá a convocar a ninguna sesión de seguridad como la que se celebró este domingo, aclara que lo hizo por cortesía, pero no lo hará más “porque no hay facultades”.

Cabe recordar que el gobernador perredista se reunió ayer en la casa de Gobierno estatal con los integrantes del grupo de coordinación y el superdelegado, Roberto Pantoja para conocer los pormenores del Plan Nacional de Paz y Seguridad, y presumía en sus redes sociales el “trabajo conjunto, interinstitucional y transversal de los tres órdenes de Gobierno”.

Sin embargo, ahora dice que al revisar lo que establece la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la figura del superdelegado habla de atribuciones solo en los programas de desarrollo.

Acusó que “los señores se han atrevido a girar sendos oficios donde están convocando a los fiscales, cuerpos de seguridad, comandantes, no solo en el ámbito estatal sino también regional”.

Refirió que según el Centro de Control de Confianza, ninguno de los enviados por el Gobierno central tiene registro alguno de que cumplan con el perfil para las convocatorias de seguridad.

Y sentenció que cuando alguien designa a una persona que no tiene el perfil, se hace acreedor a una pena de hasta 8 años de cárcel.

Manifestó que no va a desatender ninguno de los temas en materia de seguridad pública, y seguirá trabajando con la Marina, el Ejército y las instituciones involucradas de acuerdo a la ley.

Aunque aclaró que la controversia no es confrontarse con la Federación, pues el recurso legal es contra una ley aprobada por la Cámara de Diputados y no es una demanda para el presidente.

(Con información de El Universal)

Comentarios