México ya compra menos maíz y pollo a Estados Unidos gracias a fricciones por el TLCAN

Nuestro país busca depender menos comercialmente de su vecino al norte tras las amenazas de Trump de querer renegociar el tratado en sus términos.

- Publicidad -

The Wall Street Journal reporta este viernes que a raíz de las fricciones creadas por los anuncios del presidente Donald Trump que anticipan cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México ha comenzado a disminuir algunas de las exportaciones agrícolas que realiza con los Estados Unidos.

Ante la incertidumbre que representa el gobierno de Trump para el futuro del TLCAN, las exportaciones a nuestro país de productos como la harina de soya (usada para alimentar aves y ganado), además de el pollo y el maíz han tenido disminuciones dramáticas desde la entrada de la nueva administración a la Casa Blanca.

Las ventas de carne de pollo cayeron un 11 por ciento (la mayor caída desde el 2003) mientras que el maíz disminuyó un 6 por ciento, siendo México el mercado más grande para estos productos de la canasta básica.

Nuestro país ha comenzado a tomar medidas de precaución ante las políticas de Trump, comprando por ejemplo cada vez más cereales y pollo a naciones como Brasil, en un afán por reducir su dependencia a los Estados Unidos.

Raúl Urteaga Trani, director de asuntos internacionales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), asegura que esto se trata de una señal clara para los políticos en Washington, demostrándoles que México no se va a quedar cruzado de brazos.

La relación creada a partir del acuerdo firmado en 1994, y que Trump plantea renegociar en agosto ha permitido que Estados Unidos sea el mayor mercado de alimentos producidos en México, además que tan sólo el año pasado nuestro país fue el tercer mayor comprador de productos agrícolas producidos en territorio norteamericano, lo cual representó ganancias de 18 mil millones dólares.

El WSJ informó también que para tratar de construir puentes con su vecino al sur, el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue invitó la próxima semana a su homólogo mexicano, José Calzada Rovirosa a un reunión en el estado de Georgia donde se discutirán temas en materia comercial.

El año pasado México compró alrededor del 13 por ciento de las exportaciones agrícolas totales de Estados Unidos, por lo que algunos funcionarios de agricultura norteamericanos están preocupados ante la incertidumbre que los cambios de Trump puedan traer el TLC.

De acuerdo como Tom Sleight presidente ejecutivo del US Grains Council, un organismo comercial dedicado a desarrollar las exportaciones de cereales, este “Plan B” que busca cada vez menos dependencia de los Estados Unidos, genera una preocupación real por parte de los empresarios agrícolas en la nación más poderosa del planeta.

(con información de Milenio.)

Comentarios