México y Venezuela felicitan a Evo Morales por “su victoria”; OEA pide esperar auditoría

Estados Unidos y los gobiernos de Brasil, Argentina y Colombia plantearon este jueves una segunda vuelta electoral en Bolivia

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El Gobierno de México felicitó este jueves al presidente boliviano Evo Morales, quien resultó reelecto para un cuarto periodo en comicios cuyos resultados han desatado dudas en la oposición y protestas en varias zonas de Bolivia.

“El @GobiernoMX felicita al Presidente del Estado Plurinacional de #Bolivia @evoespueblo (Evo Morales) por su victoria y le deseamos el mayor de los éxitos en su próxima gestión, saludando fraternalmente al hermano pueblo boliviano”, escribió en Twitter el subsecretario mexicano para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes.

El tuit del funcionario fue posteriormente retuiteado por el canciller mexicano Marcelo Ebrard, por la cuenta oficial de la Cancillería, así como por el director de comunicaciones de la Presidencia, Jesús Ramírez.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, sostiene que la diplomacia de su gobierno está basada en los principios de no intervención y de respeto a la libre determinación de los pueblos.

Bajo esta premisa, se ha abstenido de lanzar críticas o condenas a la situación de otros países de la región como Venezuela -un aliado de Bolivia-, marcando distancia con la abierta condena de otras naciones latinoamericanas y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según la página electrónica oficial del Tribunal Supremo Electoral boliviano, Morales obtuvo el 47,07% de los sufragios, inalcanzable para el su principal rival, el opositor Carlos Mesa, que sumó 36,52%.

La diferencia es así superior a los 10 puntos, requisito necesario para vencer en primera vuelta, e insuperable para Mesa.

Después de las primeras cifras parciales el domingo por la noche, que insinuaban una inédita segunda vuelta, hubo un vuelco en los nuevos resultados tras una paralización del conteo durante 20 horas, que le dieron prácticamente la reelección a Morales en primera vuelta, lo que provocó sospechas de fraude en la oposición y observadores.

También el Gobierno de Venezuela felicitó a Evo Morales, por ser reelecto para un cuarto período en comicios cuyos resultados desataron dudas en la oposición y protestas en varias zonas de Bolivia.

Venezuela “felicita al pueblo (…) de Bolivia y expresa su profunda admiración por la victoria democrática del compañero presidente Evo Morales Ayma y del Movimiento Al Socialismo (MAS), obtenida en la primera vuelta de las elecciones generales del pasado domingo 20 de octubre”, indicó un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores venezolano.

El gobierno socialista resaltó que el “histórico triunfo” de Morales se suma a “la amplia mayoría obtenida por las fuerzas populares bolivianas en las elecciones parlamentarias”.

“La inobjetable victoria de Evo Morales (…) llena de honra e inspira a los pueblos de nuestra América que hoy se rebelan contra la opresión neoliberal”, indicó el texto en alusión a manifestaciones registradas en países como Ecuador y Chile.

El presidente Nicolás Maduro, cuya reelección en mayo de 2018 es desconocida por medio centenar de países, que en su lugar reconocen como mandatario interino al opositor Juan Guaidó, respaldó el miércoles a su aliado boliviano, ante lo que denunció como un “golpe de Estado”.

Enfrentamiento entre simpatizantes de Morales y Mesa después de que se detuvo el conteo de votos

Por su parte, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo este jueves que Bolivia debe esperar a que concluya una auditoría del bloque regional sobre las elecciones presidenciales para declarar los resultados de los comicios.

El cómputo de la votación del domingo, generó violentas protestas de la oposición por acusaciones de fraude y provocó una huelga en varias ciudades del país.

Durante una sesión del Consejo Permanente de la OEA -solicitada por Bolivia para que su canciller, Diego Pary, informara sobre el proceso electoral-, Almagro contó que el propio Morales le formuló durante una llamada telefónica la invitación a que el organismo regional realizara una auditoría del cómputo oficial.

“La secretaría general entiende que si el Tribunal Supremo Electoral (TSE) invita a esta organización a que realice trabajos para verificar la legitimidad de esos resultados, que entonces no deberían considerarse estos resultados como legítimos hasta que no finalice el proceso de auditoría solicitado”, dijo Almagro.

El diplomático recordó que Morales comunicó el jueves en rueda de prensa que respetará los resultados del TSE.

Almagro reiteró luego en Twitter el pedido de una segunda vuelta que hizo el miércoles la misión electoral de la OEA desplegada en Bolivia.

“Permitir que el pueblo se exprese en una segunda vuelta es la salida más democrática y una oportunidad para evitar una confrontación política y social en el país”, sostuvo.

El embajador estadounidense ante la OEA, Carlos Trujillo, también respaldó “la necesidad de una segunda ronda”, destacando la “imparcialidad” de los observadores al señalar “graves irregularidades”.

El canciller boliviano cuestionó sin embargo el reporte de la misión electoral de la OEA, señalando que se basa en datos de un sistema diseñado para emitir resultados preliminares y no vinculantes.

“El informe emitido no recoge la información con la ecuanimidad que corresponde a una misión de esta naturaleza”, declaró Pary ante el Consejo Permanente.

El TSE difundió la noche del domingo resultados preliminares con más del 80% de las actas escrutadas que anticipaban una segunda vuelta el 15 de diciembre entre Morales y Mesa. Pero menos de 24 horas después, presentó datos que otorgaban a Morales una victoria en primera vuelta.

Pary explicó que esta nueva tendencia incorporó votos de las provincias más alejadas, computados más tarde por razones geográficas y de menor acceso a la tecnología, recalcando que desde 2005 el electorado rural siempre ha sido “favorable” a Morales.

“En Bolivia no existe la posibilidad de fraude o manipulación de los votos”, aseguró, invitando a todos los representantes extranjeros a verificar “una por una las actas”.

Pary dijo luego a periodistas que la secretaría general de la OEA y el Estado boliviano están trabajando en el acuerdo para dar inicio a la auditoría solicitada.

(AFP)

Policía boliviana se enfrenta a manifestantes después de darse a conocer los resultados electorales, donde se dio el triunfo a Morales

Comentarios