México se ve obligado a mejorar oferta por bonos del aeropuerto

La Bolsa Mexicana de Valores está cerrada por ser día feriado, pero al parecer un indicador positivo es una ligera recuperación del peso frente al dólar

- Publicidad -

México se vio obligado a mejorar su oferta por los bonos del aeropuerto de Texcoco. La Secretaría de Hacienda ofrece recomprar los 1 mil 800 millones de dólares de deuda emitida al mismo valor al que se emitieron.

Esto, después de que la mitad de los inversores, donde figuran poderosos fondos de pensiones y bancos de inversión estadounidenses, rechazaran la oferta de recibir 90 centavos por cada dólar del valor de los bonos.

Al mejorar la oferta, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ofrece también el pago de los intereses pendientes, con el dinero público lo cual evidencia el entuerto en el que se metió el Estado mexicano, y es que busca evitar a toda costa acudir a tribunales.

Mientras encuentra una solución al diferendo con inversionistas y contratistas, las obras del aeropuerto seguirán en marcha, y de esa forma evitar cualquier tipo de incumplimiento contractual.

El presidente de la República ha dejado claro que respetarán el resultado de la polémica consulta popular, en donde el 70 por ciento, del poco más de un millón de personas que votó decidió que la mejor opción era cancelar el aeropuerto, que era también una consigna de campaña del tabasqueño.

La terminal aérea era una de las obras de infraestructura estrella de Enrique Peña Nieto y llevaba una avance de casi la tercera parte.

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México ofrece garantías adicionales a los inversionistas, entre las más destacadas y que mayor polémica ha desatado es una cláusula que asegura que el Estado deberá cumplir con sus obligaciones, a pesar de una eventual baja en las tarifas aeroportuarias del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que son la garantía de prepago a los tenedores de bonos.

Y es que este martes, se había manejado la versión que para garantizar el ingreso por tarifas aeroportuarias en el AICM sería menester que no existiera otro aeropuerto en un radio a menos de 70 kilómetros, lo cual descartaría la construcción de la terminal en Santa Lucía, lo cual fue desmentido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El plazo de aceptación de la oferta por parte de los inversionistas empieza el próximo 19 de diciembre y concluye el 04 de enero.

La nueva oferta eleva el listón al que tendrá que hacer frente México, ya que se compromete a pagar con dinero público, al menos la totalidad de los 6 mil millones de dólares de deuda emitida, además de los intereses para lograr el visto bueno de los inversores.

Desde que Andrés Manuel López Obrador, ya como presidente electo anunció la cancelación del aeropuerto, ha afectado la prima de riesgo del país. Y la deuda pública a 10 años en circulación se ha encarecido un 18 por ciento.

Para tomar el pulso de los mercados, tras el nuevo ofrecimiento del Gobierno se pudo notar que el peso tuvo una ligera recuperación esta mañana.

Al parecer el Gobierno de la austeridad pagará (con el erario) muy cara la novatada de una ocurrencia electoral, pues quienes invirtieron en bonos no lo hicieron para perder dinero, y en el regateo estos tienen la sartén por el mango.

(Con información de El País)

Comentarios