México registró 69,3% más muertes asociadas a covid-19 que las reportadas hasta febrero

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

México registró 294.287 muertes asociadas a covid-19 hasta el pasado 13 de febrero, lo que representa 69,3% más decesos que los reportados originalmente hasta esa fecha, según un informe del gobierno sobre exceso de mortalidad.

Hasta el 13 de febrero último, la Secretaría de Salud había reportado 173.771 fallecimientos por coronavirus.

Pero un estudio sobre exceso de mortalidad difundido este fin de semana indica que desde el inicio de la pandemia, y hasta el 13 de febrero, en el país se habían registrado 294.287 defunciones asociadas al covid-19.

La primera muerte fue informada el 18 de marzo de 2020.

Sin embargo, en su informe diario sobre la crisis sanitaria, el gobierno dio cuenta este domingo de un total de 201.623 fallecidos, al agregar 194 nuevos casos.

Aunque no están relacionados en el estudio sobre exceso de mortalidad, a los 294.287 decesos se sumarían 27.416 que se han acumulado desde el 13 de febrero, por lo que el total superaría los 300.000 casos.

Hasta este domingo la Universidad Johns Hopkins ubicaba a Estados Unidos a la cabeza de los países con más defunciones por la epidemia, con 549.335, seguido de Brasil (312.206) y México (201.623).

Las cifras divulgadas este fin de semana son consistentes con un informe previo del Instituto Nacional de Estadística (INEGI).

A finales de enero pasado, ese organismo informó que hasta agosto de 2020, México -de 126 millones de habitantes- había registrado 68% más decesos de los que se habían reportado inicialmente hasta esa fecha.

El nuevo balance proviene de los certificados de defunción, que cuentan también a quienes murieron en sus casas.

El director de estadísticas sociodemográficas del INEGI, Édgar Vielma, explicó en enero que las diferencias numéricas se debían a que muchas personas no estaban muriendo en hospitales sino en sus viviendas.

El pasado jueves, cuando se anunció que México había superado los 200.000 muertos por la pandemia, el vocero de la estrategia gubernamental contra el coronavirus, Hugo López-Gatell, atribuyó el alto número a que el gobierno ha tenido que enfrentar la crisis con un sistema de salud público deteriorado por la “corrupción” sufrida durante años.

Además, subrayó que 87% de los fallecidos tenían “al menos una enfermedad crónica” que agravó su situación.

Originalmente, el gobierno mexicano había previsto 8.000 decesos por la enfermedad, que después pasaron a 35.000 y posteriormente a 60.000 en un escenario “catastrófico”.

Según las autoridades, México acumula varias semanas con la curva de contagios en descenso, tras la pesadilla vivida en enero y febrero, cuando se rompieron los récords de fallecidos e infecciones.

No obstante, las autoridades han advertido sobre el riesgo de una nueva ola de contagios cuando millones de mexicanos inician las vacaciones de Semana Santa.

(AFP)

Comentarios