México, principal fuente de heroína en EU: DEA

El cultivo de amapola en territorio mexicano se ha triplicado en los últimos tres años, asegura la Agencia Antidroga de la Unión Americana.

AFP PHOTO / SAUL LOEB
- Publicidad -

La Administración para el Control de Drogas en los Estados Unidos, presentó su más reciente evaluación sobre las amenazas del narcotráfico, donde se refiere al crecimiento de la producción de amapola en México, así como al aumento en la cantidad de grupos criminales que se dedican a comercializar heroína.

Según la DEA, en Estados Unidos operan seis cárteles mexicanos: el de Sinaloa (encabezado hasta hace poco por ‘El Chapo’ Guzmán, hoy preso en Nueva York); el Cártel Jalisco Nueva Generación-Los Cuinis; el Cártel del Golfo; el de los Beltrán Leyva; el de Juárez, y Los Zetas.

Mientras que en el 2013 el cultivo de amapola en México sólo permitía producir 26 toneladas de droga, para el 2016 se calcula que existían 32 mil hectáreas de amapola con capacidad para producir 81 toneladas de heroína, según el reporte federal.

Además, durante el 2015, la DEA se percató de que el 93 por ciento de la heroína incautada y analizada provenía de nuestro país, pues explica que “el rápido incremento de la producción de heroína en México ha asegurado una fuente fiable de heroína de bajo coste”, además de que el producto es puro, barato y adulterado cada vez más con fentanilo.

Es bien conocido que los Estados Unidos se encuentran sumidos en una enorme crisis de consumo de opiáceos desde hace tiempo, pues tan solo entre 2008 y 2015 se han cuadriplicado las muertes por sobredosis ligadas a estas sustancias, alcanzado casi las 13 mil víctimas.

De hecho, es muy posible que esta semana el propio presidente Donald Trump declare la epidemia de opiáceos y la sobredosis de medicamentos como una “emergencia nacional”.

De acuerdo con el reporte, los cárteles mexicanos continúan siendo la principal amenaza criminal en territorio norteamericano, pues ningún otro grupo criminal está posicionado para desafiarlos, además de que son capaces de introducir al mercado heroína, metanfetaminas, cocaína, marihuana y ahora están introduciendo el fentanilo.

El reporte confirma que la presencia de los cárteles mexicanos ha aumentado y su dominio y extensión son cada vez más claros, particularmente al noreste del país.

Sin embargo, las estrategias para traficar no han variado mucho, pues al tener gran relación con pandillas locales en las grandes ciudades, los cárteles se mantienen aislados de la venta directa en las calles y así evitan arrestos e incautaciones de dinero y mercancía.

Además , la escasa violencia directa que ejercen o el bajo perfil que manejan sus líderes en aquel país, los hacen casi indetectables para las autoridades, algo completamente opuesto a lo que pasa en México, donde la propia DEA ha dicho que la violencia que genera el narco ha logrado “proporciones epidémicas”.

De igual forma, los métodos para cruzar la droga por la frontera continúan siendo túneles (se hallaron nueve más en 2016) y ahora hasta drones, no solo para trasiego, sino también como método de vigilancia.

No obstante, el Presidente Donald Trump insiste en construir un muro que sea “alto y bello”, con tal de que los narcotraficantes mexicanos no puedan arrojar la droga al otro lado de la frontera, una técnica que en realidad no es usada por ningún criminal con inteligencia.

(Con información de El Universal)

Comentarios