En México operó “Gigolino”, cerebro financiero de Odebrecht

Este personaje fue quien depositó más de 4 mdd a cuentas vinculadas a Emilio Lozoya

- Publicidad -

Olivio Rodrigues Júnior, experto en lavar dinero de Odebrecht para financiar campañas electorales, fue identificado por el Ministerio Público de Brasil como la persona que transfirió recursos a Emilio Lozoya.

Este personaje usaba el alias de “Gigolino” para hacer transferencias con empresas “offshore” radicadas en paraísos fiscales.

En un expediente de Mexicanos Contra la Corrupción que se publica en el periódico Reforma, se indica que Rodrigues depositó más de 4 millones de dólares entre abril y noviembre de 2012 a cuentas vinculadas a quien en ese momento era el coordinador de vinculación internacional de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Las órdenes de depósito ordenas por “Gigolino” en Suiza y Liechtenstein estaban dirigidas a las empresas “offshore” Zecapan y Latin America Asia Capital Holding Ltd., mismas que los directivos de Odebrecht han vinculado a Lozoya.

Este personaje realizó transferencias millonarias a Joao Santana, considerado como el “Creador de Presidentes”, pues fue quien manejó campañas electorales en Brasil, Venezuela, Ecuador, República Dominicana y Panamá.

Las transferencias a Santana y su esposa, Mónica Moura, se hacían mediante empresas “offshore” para encubrir la asesoría electoral.

De esa forma, se financiaron las campañas de Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff en Brasil; de Mauricio Funes en El Salvador; Hugo Chávez en Venezuela, y de Domingo Arias en Panamá.

“Gigolino” fue sentenciado en Brasil por lavado de dinero.

El juez que lo condenó detalló en su sentencia que Olivio Rodrigues utilizaba empresas para ocultar el financiamiento electoral, en concreto en la investigación por corrupción en la petrolera brasileña Petrobras.

Dos de las empresas que utilizó “Gigolino” para hacer pagos en México transfirieron recursos en fechas coincidentes con las elecciones de 2012.

Son  Innovation Research Engineering and Development (IREAD), con sede en la isla de Antigua, y Constructora Internacional del Sur, ubicada en Panamá, que entre 2009 y 2012 transfirieron más de 9 millones de dólares a cuentas ligadas a funcionarios o políticos mexicanos.

IREAD, transfirió 3.1 millones de dólares a una cuenta de Latin American Asia Capital Holding entre abril y junio de 2012, fechas que coinciden con el periodo de campaña de Peña Nieto. De esto, Mexicanos Contra la Corrupción tiene copia de los estados de cuenta.

Pero no es todo: IREAD fue la empresa que usó “Gigolino” para transferir un millón de dólares a una empresa fantasma radicada en Veracruz, llamada Blunderbuss Company SA de CV. Detrás de esta compañía, se encuentran prestanombres de la red de corrupción vinculada al gobierno de Veracruz, durante el mandato del priista Javier Duarte de Ochoa.

Sin embargo, también hubo otra firma (Constructora Internacional del Sur) que transfirió, entre 2009 y 2010, más de 5.1 millones de dólares a Blunderbuss de Veracruz.

El Ministerio Público de Brasil asegura que “Gigolino” hizo más traspasos de dinero a cuentas vinculadas con Lozoya cuando este ya era director de Pemex.

Aún más. La organización periodística Quinto Elemento Lab difundió un video en el que el encargado de los sobornos de Odebrecht, Hilberto Mascarenhas, asegura que Rodrigo Tacla Durán —preso en España— era quien recibía el dinero a nombre de Lozoya, en una cuenta de HSBC en Mónaco.

Mientras más datos llegan de los procesos en Brasil sobre la red de corrupción de Odebrecht, en México corren al fiscal contra Delitos Electorales por investigar si los sobornos que dicen los empresarios brasileños le dieron a Lozoya fueron a parar a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Comentarios