El Mercado Ilegal de bebidas alcohólicas crece exponencialmente

El crimen organizado, principal beneficiario de la venta de bebidas adulteradas

- Publicidad -

El crimen organizado tiene una importante presencia en el mercado de bebidas alcohólicas, donde aunque no participa en la producción hay mafias que se dedican al robo de mercancías y adulterar las mismas.

Este mercado ilegal tiene una valor de 19 mil 430 millones de pesos, lo que representa una pérdida fiscal de 6 mil millones de pesos de impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Luis Velazco Fernández presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera asegura que los robos a sus camiones y bodegas llevan varios años.

Los asaltos son  pocos, detalla hay cerca de seis al año, sin embargo, basta una botella legítima para rellenar cinco con ingredientes de dudosa procedencia, que desencadena un espiral que daña a la industria.

Los criminales pueden vender el producto tal cual y esas ganancias pasan directamente a sus bolsillos, sacan del mercado las marcas que no les gustan. Otra vía es la extracción del líquido para rellenar botellas con otros químicos que dañan la salud de los consumidores.

Sobre los asaltos, Velasco Fernández indica que los puntos rojos carreteros están en Tamaulipas, Veracruz y Jalisco desde donde se exporta el 95% del tequila.

Este negocio ilícito no es exclusivo de este sexenio, que desde hace años han invertido recursos para que los camiones lleven una custodia particular y así prevenir hurtos.

“Es común el robo, el asalto a tráileres, bodegas de la industria, donde llega un comando y nos quita el producto. Hay varios casos en los que vacían las bodegas de empresas de prestigio y ese producto sale al mercado ilegal”.

De acuerdo con el “Análisis del mercado informal de bebidas alcohólicas y destiladas en México” realizado por la firma Euromonitor Internacional, la informalidad de bebidas en el país es de 36 % de en 2015.

El estudio señala que el mercado ilegal tiene un valor de 19 mil 430 millones de pesos, lo que representa una pérdida fiscal de 6 mil millones de pesos de IEPS.

El comisionado de Operación Sanitaria de la Cofepris, Álvaro Pérez Vega, explica que al menos hay ocho categorías de alcohol informal, contrabando de etanol, contrabando en fronteras, importaciones paralelas subvaluadas, bebidas alcohólicas falsificadas, evasión de impuestos, artesanales informales, sustitutos dudosos y que no cumplen con la normatividad.

“El alcohol ilegal se identifica porque son bebidas que se conducen con malas prácticas, lugares sucios, no hay bitácoras de mantenimiento de equipos de fauna nociva, sedimentos en botellas. Es aquel que es importado y no cumple con los impuestos correspondientes, productos del contrabando… que no tiene el etiquetado adecuado de acuerdo con su regulación, éste tipo no identifica cuál es la bebida que está al interior de la botella, que esté en otro idioma, otro tipo es el que no demuestra de dónde provienen los ingredientes”, mencionó.

El Gobierno federal ha emprendido 210 operativos de 2010 a la fecha,  para tratar de combatir esta amplia gama de productos ilícitos, en los que ha decomisado 5 millones 307 mil litros de bebidas destiladas irregulares.

Fue en el 2015 cuando la Cofepris, el SAT, la Profeco y la PGR retuvieron la mayor cantidad, 2 millones 456 mil 832 litros.

El departamento de Estado de Estados Unidos actualizó su Guía de seguridad para México, en la que insta a los turistas a evitar el consumo de alcohol en exceso.

Lo anterior a raíz de la muerte de Abbey Connor una joven que falleció presuntamente por consumir alcohol adulterado en Playa del Carmen a principios de este año.

Con información de Milenio.

Comentarios