Menos nómina, mismas mañas

- Publicidad -

Durante décadas, muchos profesionistas quisieron trabajar en el gobierno porque era sabido que los salarios de privilegio y los negocios estaban ahí. Hace días fue aprobada la ley que pone un tope a los salarios de los servidores públicos. Los príncipes regresarán a los cuentos.

Comentarios