Médicos piden liberar a Grajales Yuca

Este domingo se registraron movilizaciones en Chiapas, Morelos, Quintana Roo, Puebla y otros sitios en apoyo al galeno detenido en Chiapas

Ciudad de México, 09 de agosto de 2020.-Médicos y personal sanitario, realizaron una marcha para exigir la liberación del doctor Gerardo Vicente Grajales Yuca, detenido en Chiapas
- Publicidad -

De Tamaulipas a Chiapas, decenas de médicos, enfermaras y otros profesionales de la salud marcharon para exigir la liberación del doctor Vicente Grajales Yuca, quien enfrenta un proceso legal en su domicilio por abuso de autoridad.

Grajales, de 41 años, se desempeñaba como jefe de Urgencias del Hospital de Especialidades Vida Mejor, del Instituto de Seguro Social de los Trabajadores (ISSTECH), en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas cuando fue acusado de abuso de autoridad y negligencia por la hija del ex dirigente del partido Mover a Chiapas, quien falleció de covid-19.

Karen Ramírez Molina alega que el doctor le pidió equipo y medicamentos a cambio de tratar a su padre. Grajales fue detenido el 25 de julio y actualmente sigue su proceso en prisión domiciliaria, debido a que padece una enfermedad coronaria.

El abogado del acusado, Antonio Juárez, aseguró que las pruebas en contra del médico son “prefabricadas”, por lo que consideró probable que la siguiente semana obtenga su libertad.

La defensa pidió que el fiscal de Chiapas atienda personalmente el caso, al considerar que el caso es un “tema político” que destapó un supuesto “búnker VIP” donde se atienden personas influyentes con trato diferenciado.

En la Ciudad de México, el personal médico que protestó arribó al Zócalo y frente a Palacio Nacional exigió una reunión con Andrés Manuel López Obrador quien dentro del recinto, grabó un videomensaje donde reconoció el esfuerzo del personal médico durante la pandemia y reiteró que “no se ha quedado nadie sin atención médica”, y este lunes pidió a la Secretaría de Gobernación que entre en comunicación con el gobierno chiapaneco para mediar en el asunto.

Los trabajadores sanitarios reprocharon el maltrato que han recibido. “Somos médicos, no criminales”, se leyó en algunas de las pancartas durante las manifestaciones en las que pidieron que no se les criminalice.

La Unión Nacional de Trabajadores de la Salud (UNTS) ha solicitado un alto a la represión, el cese a persecución de compañeros sancionados por exigir insumos y protocolos, pues durante la pandemia además de enfrentar al coronavirus, también han luchado contra la falta de recursos humanos y materiales e incluso agresiones de un sector de la población.

Médicos de Tamaulipas protestaron afuera del Hospital General del ISSSTE en apoyo a Grajales; en Oaxaca, algunos profesionales señalaron, en apoyo al médico chiapaneco que “sin recursos, no hay salud”.

En entrevista con el diario El Universal, Grajales Yuca asegura que la autoridad lo tomó como un criminal “me dijeron: eres un peligro para la denunciante y debes estar en prisión preventiva. Yo nunca he hecho mal a nadie. No tengo ningún antecedente, no siquiera una multa de tránsito y me trataron así”.

El ISSTECH tenía un área donde se hospitalizaba a “personas importantes”, cuya creación, dirección y manejo dependía del director general del instituto, Alberto Cundapí Nuñez.

“Yo desconocía eso, solo recibía las indicaciones del director general. No hacía distinción de pacientes, para mí era un paciente que tenía que ver, y no tuve a bien investigar si eran o no eran”, agrega Grajales.

A inicio de agosto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ordenó iniciar una investigación de oficio y atracción de este caso por “posibles violaciones a derechos humanos”.

(Con información de Expansión y El Universal)

Comentarios