Matrimonio Sandoval-Ackerman compró 5 casas en 9 años

Según un reportaje presentado por Carlos Loret en Latinus, la pareja se habría hecho de gran parte de su patrimonio inmobiliario con sus salarios como investigadores.

Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El patrimonio inmobiliario de la familia de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y su esposo, el investigador John Ackerman, es de hasta 60 millones de pesos, que es el valor real del mercado, cinco veces mayor a la que aparece en su declaración patrimonial, así lo dio a conocer Carlos Loret de Mola en la plataforma Latinus.

Loret afirma que cinco de las casas fueron compradas al contado en tan solo nueve años, cuando ella y su esposo eran investigadores de la UNAM, con salario de académicos.

Según el reportaje, la sexta propiedad se trató de la cesión de un terreno de 253 metros cuadrados en 2007 por parte del entonces Gobierno del Distrito Federal, cuando gobernaba Marcelo Ebrard, y actualmente está valuado en seis millones de pesos, en la calle de Amatl, en Pedregal de Santo Domingo.

Tal predio fue cedido a Sandoval 13 años después de que el Departamento del Distrito Federal lo escriturara como propio. Actualmente tiene 300 metros cuadrados de construcción, y tiene un valor de 6 millones de pesos.

El “regalo” fue tal que hasta se le perdonó el pago de derechos por la inscripción de la propiedad, así que la actual encargada de combatir la corrupción en el gobierno de López Obrador, solamente tuvo que pagar los trámites de escrituración.

Según su declaración patrimonial, entre 2004 y 2013 el matrimonio compró los 5 inmuebles, los cuales reportaron con valor de 9 millones 255 mil pesos, pero los tabuladores arrojan otros datos.

El trabajo periodístico señala que sus departamentos y casas se encuentran en zonas de alta plusvalía de la Ciudad de México y Tepoztlán, Morelos.

En 2004, la familia compró una casa en la entonces delegación Coyoacán por la que pagó 4 millones de pesos, que ahora esta valuada en unos 20 millones de pesos, en ese año ambos tenían 30 años y Sandoval llevaba cuatro meses trabajando como investigadora titular de la UNAM, donde el salario más alto era de 28 mil pesos mensuales.

Otra de sus propiedades es un departamento de 126 metros cuadrados en la alcaldía Benito Juárez, por el que pagaron 1 millón 60 mil pesos y actualmente está valuado en 5 millones de pesos.

Por la casa de Tepoztlán se pagaron 2 millones y hoy vale 22 millones de pesos.

(Con información de El Universal)

Comentarios