Mascarillas FFP2 obligatorias en tiendas y transportes en Austria

25 de enero de 2021.-Empleados de una tienda en Viena utilizan tenazas para distribuir cubrebocas FFP2 entre los compradores. Foto: ALEX HALADA / AFP
- Publicidad -

Los austríacos cambiaron este lunes sus mascarillas de tela por protecciones de nivel médico FFP2, que empiezan a ser obligatorias para los mayores de 14 años en los transportes, las tiendas, los hospitales, las farmacias y otros centros públicos.

Austria es uno de los primeros países europeos en hacer obligatorio en determinados casos el uso de estas mascarillas FFP2.

La medida ha sido mayoritariamente bien acogida, pese a las controversias que generan otras disposiciones, como el cierre de las escuelas, mientras que siguen abiertos las telesillas en las estaciones de esquí.

“Debido a las variantes del coronavirus”, más contagiosas, “es necesario protegerse mejor” afirma Hannah Zuegner, de 24 años, residente en la capital austríaca.

“Si todos contribuimos en ello, las cosas cambiarán, especialmente cuando llegue las vacunas”, agrega.

Estas mascarillas, que bloquean el 94% de las partículas más finas, eran vendidas a 5 euros (algo más de seis dólares) la pieza hasta hace algunas semanas, pero ahora se pueden encontrar a un precio de 59 céntimos de euro cada una.

Las personas en residencias de ancianos y las familias de bajos ingresos recibieron gratis la semana pasada paquetes de mascarillas FPP2.

Hace unos días, después de la farmacéutica Pfizer, le tocó el turno a AstraZeneca, que anunció retrasos en la entrega de vacunas en Europa, lo que provoca tensión en numerosos países.

Las entregas de la vacuna AstraZeneca/Oxford a Europa -bajo reserva de su aprobación, prevista para el 29 de enero-, serán menos importantes de lo previsto, debido a una “disminución de rendimiento” en un lugar de fabricación, dijo el viernes por la noche el grupo británico a la AFP.

La Comisión Europea había reservado inicialmente hasta 400 millones de dosis de esta vacuna.

Este anuncio suscitó inmediatamente “el profundo descontento” de la Comisión Europea y de los Estados miembros, indicó en Twitter la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, quien insiste en “un calendario de entrega preciso”.

“Muy malas noticias”, lamentó el ministro austríaco de Sanidad, Rudolf Anschober. “No estamos dispuestos a aceptarlas y lucharemos” para que las entregas se “recuperen lo antes posible”, precisó.

Según él, Austria debería recibir en febrero solamente “340.000 dosis” de la vacuna de AstraZeneca, frente a las 650.000 inicialmente esperadas.

(AFP)

Comentarios