Marcelo Odebrecht, a prisión domiciliaria

AFP PHOTO / Heuler Andrey
- Publicidad -

El protagonista del mayor escándalo de corrupción corporativa y gubernamental en América Latina de los últimos años, Marcelo Odebrecht, se va a casa a arresto domiciliario para continuar con su condena de 10 años.

Detenido el 19 de junio de 2015, el empresario —nieto del fundador de la compañía— permanecerá en su lujosa residencia de Sao Paulo, mientras siguen ventilándose nuevas revelaciones del caso de sobornos que su firma dio a políticos de 12 países, incluido México.

Inicialmente, Marcelo Odebrecht estaba condenado a más de 19 años de prisión, sin embargo, gracias al acuerdo que firmaron 77 ejecutivos y exejecutivos para proveer información detallada de las operaciones de corrupción, logró que se redujera a 10 años. Dos años y medio ya los pasó en una cárcel.

Odebrecht no podrá salir de su domicilio más que en contadas ocasiones y las visitas que reciba estarán restringidas.

El derrumbe de la constructora Odebrecht inició cuando Marcelo fue detenido en el marco de la Operación Lava Jato, acusado de pagar sobornos a decenas de políticos para obtener contratos.

Después de 2 años de un sinfín de acusaciones, la empresa acordó revelar los delitos que cometió para suavizar las condenas.

Con información de Milenio

Comentarios