Manuel Velasco, multitask

- Publicidad -

Ya no se sabe ni cómo nombrar a Manuel Velasco, si como gobernador de Chiapas, gobernador con licencia, senador, o senador con licencia.

Esto, debido a que “El Güero” Velasco se vale de maniobras políticas para ir y venir en ambos cargos.

Aquí algunos ejemplos:

El lunes, fungió como presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores y encabezó, aún siendo mandatario de su entidad, una reunión en la que los 32 gobernadores cerraron filas con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Incluso, todavía el martes, sostuvo una reunión de trabajo en Los Pinos con el presidente Enrique Peña Nieto, a quien expresó su reconocimiento por los avances en el proceso del TLCAN.

El miércoles, víctima de su metamorfosis, rindió protesta como senador plurinominal.

Pero, no conforme con el cambio, solo vino a la capital, saludó y anunció que pedirá licencia al cargo de legislador para regresar a Chiapas y concluir su mandato de gobernador.

“Lo digo con toda claridad mi prioridad es cumplir mi compromiso con los chiapanecos hasta el día 08 de diciembre”, dijo.

En los últimos días, Velasco Coello ha echado mano de varias triquiñuelas para no perder vigencia en la vida política del país, amparado por una reforma a la Constitución local hecha a modo.

Durante una sesión extraordinaria, la madrugada del miércoles, la Comisión Permanente del Legislativo aprobó la licencia del gobernador Chiapaneco y validó al interino.

Y en Chiapas, el Congreso local nombró al legislador con licencia Willy Ochoa Gallegos como gobernador sustituto.

Ahora, como ya lo anunció, regresará a terminar su Administración, para lo cual solicitará licencia al Congreso de la Unión.

Comentarios