Lozoya interpone recurso para determinar si se violaron sus garantías

- Publicidad -

Emilio Lozoya Austin ex director de Pemex, interpuso ante un tribunal federal un recurso de revisión. Lozoya quien impugnó que la fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, de la Procuraduría General de la República, no ha permitido desahogar pruebas a su favor.

La Fepade aceptó hace dos semanas que Lozoya tuviera acceso a la carpeta de investigación que se inició en su contra, en la que se menciona también a otros ex servidores públicos que presuntamente incurrieron en delitos de financiamiento ilícito y peculado electoral, a partir del escándalo Odebrecht.

Ahora a pesar de que la Fepade notificó al juzgado octavo de distrito de amparo en materia penal en la Ciudad de México que, ya permitió a Lozoya conocer la carpeta y que rinda entrevista, el ex servidor público acusó que no se le deja desahogar las pruebas a su favor para demostrar que no guarda alguna responsabilidad en este asunto.

El Tercer tribunal colegiado en materia penal admitió a trámite el recurso de revisión promovido por Lozoya y se pronunciará en este caso, donde determinará si la Fepade está o no violando la debida defensa del ex funcionario.

Lozoya en un inicio presentó un amparo ante la emisión del oficio AYD-FEPADE-9897/2017 dictado en la carpeta de investigación, pues no tuvo  acceso a la carpeta, y tampoco sus abogados cuyo fin era conocer la pesquisa, por lo que el juez octavo de distrito de amparo en materia penal en la Ciudad de México le concedió una suspensión.

En México y en Brasil se han publicado investigaciones periodísticas según las cuales tres ejecutivos de Odebrecht dijeron que el ex director de Pemex recibió 10 millones de dólares en dos pagos, a cambio de ser beneficiados con la adjudicación de contratos relacionados con la refinería de Tula.

El diario brasileño “O´Globo” publicó que de acuerdo con la investigación, el ex director de Odebrecht Luis Alberto de Meneses Weyll declaró que los pagos a Lozoya Austin  comenzaron en marzo del 2012 y se extendieron hasta 2014.

“A principios de 2012 constaté que Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI que disputaba las elecciones presidenciales de 2012 cuyo candidato era el favorito en las encuestas electorales” relató Weyll.

“Lozoya se había convertido en uno de los líderes del comité de campaña por lo que probablemente se convertiría en una persona influyente en la administración” comentó a fiscales brasileños.

Con información de Milenio.

Comentarios