Los “ocurrentes”

- Publicidad -

En este sexenio, no es nueva la receta de echar a andar un buscapiés para tantearle el agua a los camotes, o para distraer. La reacción general a las ideas “descabelladas” ha sido rápida y aplastante. Hoy el anzuelo fue el INEGI.

Comentarios