Los estados están endeudados, no tienen recursos para damnificados por el sismo

Morelos, Puebla, Chiapas, Oaxaca y la CDMX tienen ingresos federales que no podrán canalizar a los afectados por el sismo, ya que tienen deudas que van desde el 58 al 100 por ciento.

- Publicidad -

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ya entregó al Senado el reporte del Nivel de Endeudamiento Subnacional al Segundo Trimestre de 2017, lo cual ha significado malas noticias para los cinco estados más dañados por los terremotos del pasado 7 y 19 de septiembre, pues de los ingresos federales con los que cuentan, desde el 58 hasta el 100 por ciento están comprometido con el pago de sus deudas, las cuales suman 113 mil 583.5 millones de pesos.

Por ejemplo, la Ciudad de México tiene como garantía de los 72 mil 911.9 millones de deuda, la totalidad de sus ingresos federales, mientras que Morelos puso como garantía de los cuatro mil 429 millones de pesos que debe, el 81.7% de sus ingresos federales, al igual que el estado de Puebla que debe cinco mil 562.9 millones de pesos y colocó el 98.3% de ellos en garantía por sus ingresos federales.

De manera similar, Chiapas cuenta con una garantía del 58.4 por ciento de sus ingresos federales como respaldo de sus 18 mil 952.1 millones de pesos y Oaxaca por su parte, puso en garantía el 61.6 por ciento de ingresos de los 11 mil 727.9 millones de pesos que todavía debe.

Cabe destacar que si un estado coloca como garantía del pago de su deuda los ingresos federales que recibe, esto quiere decir, que el monto debe de tener un manejo que se apegue a los planes presentados a los acreedores.

El presidente Enrique Peña Nieto, afirmó el miércoles pasado que las labores de reconstrucción por los sismos tendrán un costo aproximado de 38 mil millones de pesos: 16 mil 500 de ellos son para viviendas, 13 mil millones de pesos para escuelas y ocho mil millones más para reconstruir los daños en materia de patrimonio cultural.

Encima de los recursos que sean provistos por el Gobierno federal, las labores de reconstrucción también se verán fortalecidas por donativos en efectivo que se han hecho, además de la ayuda recibida por grupos empresariales, fundaciones y gobiernos extranjeros, así como sociedad en general en todo el país y  el extranjero.

Por ahora, en el Senado se analizan varias medidas, como echar en marcha el Decreto de Emergencia para el próximo año, lo cual impediría la aplicación de las disposiciones de ley que entregarían a los partidos políticos la cifra más alta de la historia para sus actividades ordinarias y de campaña el próximo año. Esto con el fin de que unicamente se les otorguen cuatro mil 986 millones 242 mil 862.85 pesos, de los seis mil 745 millones 936 mil 332.

No obstante, el fenomenal endeudamiento de los estados y los intereses que deben cubrir a Hacienda, les ha dejado muy poco margen de maniobra para poder atender esta emergencia, mientras los damnificados continúan a la intemperie, completamente desamparados de su propio gobierno local.

(con información de Excelsior)

Comentarios