Los chicos de la banda, la fiesta que todo lo cambió, ahora en el Teatro Xola

Ganadora del Tony 2019 por Mejor Revival

- Publicidad -

Los chicos de la banda es una obra original de Mart Crowley que se estrenó en 1968 y se convirtió en un éxito, posteriormente produjo la versión cinematográfica que fue dirigida por William Friedkin en 1970, realizador que después dirigiría Contacto en Francia y El exorcista.

Para celebrar los 50 años de su estreno, se montó nuevamente en Broadway el año pasado.

En México se estrenó en 1974 con la dirección de la coahuilense Nancy Cárdenas, una de las pioneras del movimiento gay en el país.

A partir del 04 de octubre, Los chicos de la banda se está presentando en el Teatro Julio Prieto (Xola), con la dirección de Pilar Boliver.

En entrevista, Horacio Villalobos quien interpreta a Michael en la obra y que es uno de los productores recuerda:

Esta obra ganó el Tony este año, lo ganó por reposición, porque esta se hizo hace 51 años en off-Broadway y fue un éxito, es un parteaguas en la historia del teatro universal y el autor Mart Crowley, la revisó y la compactó, en lugar de dos actos a un acto, y es un drama humano, pero a la vez es una comedia.

Es como si alguien tuviera la oportunidad de ver una fiesta gay a través del ojillo de la puerta, pero además, en el momento que estamos viviendo ahora que es parecido al del 68, que es cuando ocurre la obra, donde era un delito (la homosexualidad) y aunque no es un delito actualmente, por lo menos en México, socialmente para millones de personas sí es un delito. La gente vive con culpa.

La historia se desarrolla dentro de un departamento en la calle 50 Este de Nueva York, donde se celebra una fiesta de cumpleaños y participan ocho amigos Horacio Villalobos (Michael), Juan Ríos (Hank), Constantino Morán (Harold), Luis Lesher (Larry), Gutemberg Brito (Bernard), Juan Carlos Martín del Campo (Emory), Carlo Guerra (Cowboy), Alfonso Soto (Donald), y Pedro Mira (Alan) quien es el único personaje que no es gay y, al llegar la fiesta se convierte en el elemento disruptor.

Alan representa a la sociedad. Pero no solo es una obra de homosexuales, es una obra de personas que tienen conflictivas diferentes.

En esta puesta en escena destaca el elenco, pues los referentes eran un reto, ya que en la obra original se encontraban actores como Kenneth Nelson, Cliff Gorman o Laurence Luckinbill, y cuando se presentó en México se encontraba Sergio Klainer y Otto Sirgo, entre otros.

Y en la nueva puesta en Broadway, se encuentran actores como Jim Parsons, Zachary Quinto y Matt Bomer.

Pilar Boliver es actriz, y fue la responsable del casting, lo que queríamos es apostar por el teatro de convención. Acudieron al casting todas las estrellas de televisión, cine y series que te puedas imaginar y a final de cuentas esto fue el resultado de un escrutinio muy minucioso para encontrar la cara de esos personajes que conocíamos perfectamente, porque la obra la llevamos estudiando dos años.

Entonces la gente tenía que ver Nueva York, no tenía que ver la colonia Del Valle, tenían que sentir ese ambiente de Nueva York del año 68, entonces por eso hay un gran cuidado en la dirección de arte en la escenografía, en el vestuario, en los peinados, en todo, porque la gente tiene que regresar a ese momento para hacerlo suyo.

Se hizo el casting, suena absurdo, pero de puros actores, no de figuras, ni de gente emanada de los realitys o alguien que tenga un nivel alto de popularidad, se buscó que hubieran los interpretes adecuados para cada papel.

Incluso si a mi no me hubiera ido ningún personaje, yo no lo hubiera hecho, pero el papel de Michael me va, porque yo la obra la quería producir, pero casualmente el que me iba era el de Michael, que es muy divertido porque es muy maluco, bueno se pone muy loco con el alcohol.

¿La obra es una adaptación?

No, está producida y adaptada para que la obra fuera vista en inglés y se entendiera perfectamente, no hay tropicalización, la obra ocurre en Nueva York, se utilizan palabras que se utilizaban en México en esa época, a fin de que el contexto está perfectamente respetado, Pilar y yo cuidamos hasta el más mínimo detalle, fuimos a asaltar las casas de nuestras madres, para sacar objetos que van en la escenografía, en la Lagunilla se compraron todos lo muebles exactamente de la obra, hasta el estéreo es del 67, todo es de la época.

La traducción la hizo Fanny Carrillo, la adaptación la hizo Pilar quien también está a cargo de la dirección, entonces era un ejercicio muy interesante que una mujer dirigiera a nueve hombres, como lo hizo Nancy Cárdenas cuando se estrenó la obra en los 70.

Todo está muy bien cuidado, la escenografía es una conceptualización nuestra porque la escenografía de Broadway de la última puesta era muy high-tech entonces no venía al caso, esta te remite más al Nueva York de la época.

Se cuidó hasta las servilletas, los cigarros, es una obra producto del amor por el teatro que tenemos Pilar y yo.

Incluso los productos del botiquín del baño. Es una escenografía que tiene varios planos para que te evoque que estás en una casa.

Tuvimos que ensayar con la escenografía en obra negra, porque actualmente todos los teatros están ocupados, entonces para poder ensayar nos fuimos al teatro de la Unidad Santa Fe, que es un teatro precioso y ensayamos por tres semanas, porque si no, no podríamos movernos en este mastodonte.

Esperamos que la gente salga contenta, tras haber visto una pieza de teatro importante, que tiene tintes de comedia y tintes de drama, donde quien tiene que tomar conciencia es el público.

‘Es la obra que abrió la conversación’ como aseguran los creadores de la obra, porque ayudó a las revueltas de Stonewell, porque ocurre un año antes y empuja para que sucedan estas revueltas que fueron tan benéficas para la gente de la diversidad, pero a fin de cuantas para todos.

Los chicos de la banda se presenta en el Teatro Xola, Xola 809, colonia Del Valle. Funciones viernes 20:30 horas, sábados 18:00 y 20:30 horas, domingos 18:00 horas.

Comentarios