Lo más sonado de la semana #9: Se reabren cinco causas penales contra Nestora Salgado

La candidata de Morena al Senado fue absuelta por juzgados federales y locales en 2016, sin embargo la Fiscalía estatal apeló y las salas del Tribunal de Justicia dieron trámite a la solicitud en el pasado mes de abril

- Publicidad -

La primera y cuarta salas penales del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), admitieron el mes pasado cinco de seis apelaciones que presentó la Fiscalía General del Estado (FGE) desde el 2016 en contra de los autos de libertad “por falta de elementos para procesar”, en favor de Nestora Salgado García.

Las causas penales por las que fue absuelta, pero que se reabrieron con la admisión de las apelaciones son por secuestro, secuestro agravado, privación de la libertad personal, homicidio calificado, tentativa de homicidio y robo específico.

En mayo de 2016, el entonces fiscal estatal Javier Olea Peláez declaró que era su obligación apelar todos los asuntos legales.

Olea Peláez argumentó aquella ocasión que “por obligación jurídica” apelaría todos los asuntos “salvo en los casos en los que fidedignamente se acredite la no responsabilidad del inculpado”.

Las cinco de las seis causas penales de las que fue absuelta “por falta de elementos para procesar” la entonces comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá fueron admitidas por la primera y segunda sala del TSJ a más de dos años de que fueron apeladas por el Ministerio Público.

Nestora Salgado fue electa candidata al Senado por Guerrero el 18 de febrero, en tanto que la primera y cuarta sala del Tribunal emitieron acuerdos de admisión en el mes de abril.

Sin duda este es un caso emblemático del sistema de justicia, pues el Estado juzgó y absolvió a una persona autorizada para suplir a la policía regular, una tarea de uso exclusivo del Estado; con la diferencia que a esta fuerza policial sustituta, nunca le fueron definidos sus límites y obligaciones.

Es decir el Estado, que fue incapaz de cumplir con su deber, que es proteger a sus ciudadanos, le cedió a estos el derecho de aplicar la ley, y ahora debe juzgarlos por los presuntos delitos cometidos mientras sustituían al Estado.

Y peor, el tema se puso en boca de todos porque el candidato del partido en el que milita el jefe del Estado, exige que con la candidata… se aplique la ley.

(Con información de El Sur de Guerrero)

Comentarios