Lo más sonado de la semana #7: Morena busca reforma para darle a AMLO toda la lana prometida

Son 33 mmdp que quedaron pendientes en la Ley de Ingresos

Cámara de Diputados. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

La aplanadora de Morena presentó este miércoles en la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar la Ley General de Salud y darle a Andrés Manuel López Obrador 33 mil millones de pesos que tiene el Fondo de Salud para el Bienestar, que es llamado de Gastos Catastróficos, y que generó un boquete en la aprobación de la Ley de Ingresos.

De tal forma que el Instituto de Salud para el Bienestar instruya al Fondo de Salud para que a más tardar el 21 de abril de 2021, concentre en la Tesorería de la Federación los 33 mil millones de pesos del patrimonio de ese fideicomiso.

Además, busca que cuando ese fondo acumule recursos en un monto superior a dos veces la suma aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020 como aportaciones al fideicomiso del Fondo de Salud para el Bienestar, el remanente podrá destinarse a fortalecer acciones en materia de salud a través del reintegro de los recursos a la Tesorería de la Federación.

Aunque prometen que los recursos acumulados que se mantengan en el Fondo seguirán garantizando la atención de enfermedades que provocaron gastos catastróficos, la atención de necesidades de infraestructura, el abasto y distribución de medicamentos y otros insumos y acceso a exámenes clínicos.

Esta iniciativa se presentó después que se avaló la Ley de Ingresos y fue turnada a la Comisión de Presupuesto.

Se argumenta que este Fondo de Salud, año tras año, registra que ingresan más recursos que los que en realidad gasta y prácticamente el doble de los que se valida.

Y acusa que gobiernos anteriores subrogaron la atención médica a instituciones privadas mediante el uso de los recursos en cuestión y por vía del Seguro Popular.

Por lo que se establecía un círculo vicioso, donde se argumentaba que la infraestructura pública no era suficiente y se subrogaban los servicios privados, lo que provocaba que la inversión se redireccionara a estos y se abonaba a la infraestructura pública, con lo que se mantenía insuficiente a perpetuidad.

Arturo Pérez Negrón, diputado que presentó la iniciativa dijo que la Auditoría Superior de la Federación determinó en 2014 sancionar a servidores públicos que no supervisaron a los prestadores de servicios del sistema de salud del sector privado para verificar que las intervenciones médicas que se pagan con el fondo de gastos catastróficos se realizaron con el acceso efectivo, oportuno, de calidad y sin gasto de bolsillo para los beneficiarios.

Por lo que señala que el resultado de ese proceso es la acumulación de grandes recursos públicos destinados a la atención de la salud que, ni se erogan para cubrir enfermedades que provocan gastos catastróficos ni se utilizan para ampliar infraestructura, tampoco para mayor cobertura de medicamentos, y, ahora, tampoco para la atención de la pandemia que provoca “un gasto de carácter catastrófico para una parte muy relevante” de los mexicanos y para el Estado.

Este martes, los diputados federales lograron aprobar la Ley de Ingresos con un gasto para el Ejecutivo de 6 billones 262 mil 736.2 millones de pesos, pero con 33 mil millones de pesos menos de lo que propuso el Gobierno de AMLO, debido a la eliminación de un artículo transitorio que buscaba hacerse del dinero del Fondo de Salud para el Bienestar.

Por lo que Mario Delgado anunció que la próxima semana avalarán una reforma al artículo 77 bis de la Ley General de Salud, para recuperar esos 33 mil millones, so pretexto de que con eso se asegura la compra de la vacuna contra la covid-19.

(Con información de El Universal)

Comentarios