Lo más sonado de la semana #6: Cuestionan nombramiento de Norma de la Cruz como consejera del INE

23 de julio de 2020.-Norma Irene de la Cruz Magaña toma protesta como nueva consejera del INE
- Publicidad -

El nombramiento de la nueva consejera electoral, Norma Irene de la Cruz Magaña, está en entredicho.

Se cree que pasó por alto algunos de los requisitos que marca la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales para ocupar el cargo.

La norma exige ser ciudadano por nacimiento, que no adquiera otra nacionalidad” y haber residido en el país durante los últimos dos años, salvo la ausencia en servicio de la República por un tiempo menor de seis meses.

No obstante, De la Cruz Magaña fue parte de los visitantes extranjeros” aprobados por el INE como observadores internacionales en la elección federal del año 2018.

Se acreditó como consultora” de Reino Unido, pues se presume que está casada con un británico, lo que implicaría que tiene doble nacionalidad.

Previamente, en 2015, representó a Reino Unido como observadora electoral en los comicios locales de Ucrania, donde exigen acreditarse como ciudadanos del país que representan.

El requisito relativo a la residencia en México en los últimos dos años, también está en cuestión, pues según su currículum, el último cargo que desempeñó en México data de 2000-2001, como asesora del entonces senador Rutilio Escandón. Desde 2005, la consejera comenzó a laborar en el extranjero.

Incluso, cuando fue postulada al cargo, trató de justificar su estancia en el extranjero:

A pesar de que toda mi experiencia ha sido en el exterior, en los últimos 15 años nunca he dejado de seguir el proceso político y la evolución del sistema electoral mexicano”, declaró el pasado 23 de julio al ser entrevistada por diputados.

Al respecto, el presidente de la Comisión Anticorrupción del Senado, Juan Zepeda señaló que, de comprobarse que la consejera electoral violó normas internas en el INE, tendría que presentar su renuncia o, de lo contrario, la Cámara de Diputados, “por congruencia ética”, tendría que pedirle su dimisión.

“Ella, si se demuestran las irregularidades que se señalan en la nota, tendría que asumir una posición ética y renunciar, es necesario que renuncie”, dijo el legislador.

“No solamente es el tema de un juramento de decir la verdad como una formalidad, puede estar cometiendo un delito de perjurio, de falsedad de declaraciones, o falsificación de documentos si se demuestra que presentó algún documento y derivado de la investigación se desprende que no estaba en el país”, añadió.

(Con información de Reforma)

Comentarios