Lo más sonado de la semana #2: Gobierno registra 500 mil trabajadores bajo esquema de outsourcing: Joel Ayala

Joel Ayala Almeida, titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

En el gobierno existen alrededor de 500 mil trabajadores contratados por outsourcing, sobre todo en áreas relacionadas con servicios de limpieza, vigilancia y tecnología, declaró ayer Joel Ayala, dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado.

Afirmó que la ley solo reconoce a los trabajadores de base o sindicalizados y los de confianza, pero quienes están subcontratados quedan en el limbo.

“La ley especifica que solamente hay trabajadores de base y de confianza y (los subcontratados) nosotros le hemos llamado que son trabajadores híbridos, que sí son un trato desigual”, afirma.

Calcula que “están involucradas 500 mil trabajadores sobre todo en las áreas de limpieza y vigilancia. Y algunos, que son pocos, en tareas específicas de alta tecnología”.

Ayala se pronunció en favor de la iniciativa presentada por el Ejecutivo federal para prohibir el outsourcing, para que se regularice la situación de estos trabajadores, quienes se encuentran en todas las dependencias y que están en desventaja porque no están considerados en ningún tabulador específico y tampoco cuentan con seguridad social.

Por lo que “están desposeídos de que cuenten para su futura jubilación o pensión de servicios médicos”, dijo Ayala.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador estaría considerando la posibilidad de modificar su iniciativa de prohibir el outsourcing la cual fue enviada a la Cámara de Diputados.

Y, consideró que los empresarios deberían probar que los usos que se dan a la figura de subcontratación de empleados a través de terceros, no se convierten en abusos contra los trabajadores.

Anoche en Palacio Nacional, representantes empresariales tuvieron una reunión con el tabasqueño para revisar posibles modificaciones a la iniciativa presidencial que contempla considerar como crimen organizado la práctica ilegal del outsourcing.

(Con información de Reforma)

Comentarios