Lo más sonado de la semana #1: Contrata Conacyt comedor institucional con menú gourmet

María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) contrató un servicio de comedor institucional con un costo de 15 millones 78 mil 457 pesos que cuenta con chef privado, saloneros y hasta un nutriólogo que supervisa y diseña los menús para los comensales.

Lo anterior, pese al discurso de austeridad de Andrés Manuel López Obrador y a la batalla que libran algunos centros públicos de investigación por conseguir recursos para liquidar servicios elementales como la luz.

El contrato 1890904 está disponible en la plataforma de gobierno CompraNet.

Entre otras especificaciones, refiere que el organismo a cargo de la doctora María Elena Álvarez-Buylla, utilizará los servicios de la empresa Pigudi Gastronómico S.A de C.V entre el 22 abril y el 31 diciembre de 2019 y que esta deberá cocinar desayunos y comidas, en su mayoría orgánicos y bajo en grasas, para un mínimo de 120 trabajadores de lunes a viernes.

Pigudi también recibió contratos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto de hasta 25 millones de pesos.

Solo que ahora, el Conacyt les exige un menú variado elaborado con productos orgánicos, así como jugo verde, leche de almendras para los postres, y que “por ningún motivo” los alimentos procesados sobrantes se sirvan en otra comida o se utilicen como insumos para elaborar otros platillos o bebidas.

“La programación mensual de menús no deberá de ser repetitiva por lo menos en ciclos bimestrales”, detalla la petición del Consejo.

Además, prohíbe el uso de alimentos enlatados y de puré de tomate.

“El sabor”, señala, “debe adquirirse con el buen sazón usando ajo, cebolla y otros condimentos naturales”.

Y, por si fuera poco, si algún comensal no ingiere carne, el nuevo Conacyt pide que se considere la disponibilidad de un menú vegetariano diario para 30 comensales. Presentar en su propuesta técnica 10 ensaladas diferentes para considerarlas como alternativas de intercambio, respetando el total de tres ensaladas por día.

Siempre contar con aceite de oliva y vinagre de manzana como opción de aderezo. Todos los días debe haber opciones sin lácteos y pan de centeno o tortillas para los que no pueden comer gluten, según refiere el anexo de la convocatoria para la licitación que emitió el organismo.

(Con información de El Universal)

Comentarios