Lo más sonado de la semana #1: El 64.4% de malversaciones de recursos públicos ocurren en los estados

Veracruz, Michoacán y Estado de México suman 130 mil 459 millones de pesos malversados, casi la mitad de todos los recursos desviados en las 32 entidades del país

- Publicidad -

Entre 2003 y 2017 se detectó la malversación de 472 mil 361 millones de pesos por parte de entes fiscalizados, incluyendo dependencias federales, universidades públicas, instituciones autónomas y Gobiernos municipales y estatales.

De esos recursos, 304 mil 570 millones de pesos corresponden a los 32 Gobiernos estatales que en esos 15 años no han podido aclarar el gasto.

Esa cantidad de recursos provenientes de diversos fondos federales, representa el 64.4 por ciento de la cantidad malversada durante todos esos años en su totalidad. Es decir, que al menos seis de cada 10 pesos no pudieron ser comprobados por las entidades federativas.

Los estados que representan un mayor daño al erario son Veracruz, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Oaxaca, Chihuahua y Chiapas. En esas ocho entidades se desvanecieron 211 mil 128 millones de pesos, 44.8% de lo perdido en todos los gobiernos y entes fiscalizados.

En las cuentas públicas con mayor monto por recuperar o aclarar figuran administraciones encabezadas por gobernadores que ya dejaron el cargo, como los priistas Javier Duarte (Veracruz) y Eruviel Ávila (Estado de México), pero también hay mandatarios en funciones, como Silvano Aureoles (PRD), de Michoacán.

El caso más abultado es sin duda el de Veracruz, entidad que acumula 63 mil 774 millones de pesos sin comprobar.

La mayoría de los desfalcos en esta entidad se dieron durante la administración de Javier Duarte, ya que entre las cuentas públicas 2011 y 2016 no se hizo un buen uso de 62 mil 607.7 millones de pesos, es decir, 98.1 por ciento del dinero total que debe aclarar la entidad.

Otro caso, es el de Michoacán, donde no se ha esclarecido el destino de 41 mil 641 millones de pesos durante el periodo 2006-2017.

Una buena parte de esos recursos se concentran en los dos últimos años, ya con Silvano Aureoles al frente de la administración estatal.

La auditoría hecha en 2016 reveló que en ese año se hizo un mal manejo de fondos públicos por 3 mil 561.6 millones de pesos.

Para 2017 las inconsistencias se dispararon a niveles nunca antes vistos para esta entidad: 14 mil 561.9 millones de pesos fueron desviados, robados, o usados para fines distintos a los que se tenían previsto.

Y un caso más, es el del Estado de México, la tercera entidad con mayor monto por aclarar: 25 mil 42.7 millones de pesos de las cuentas públicas de 2012 a 2017, periodo en que fue gobernador el actual senador priista Eruviel Ávila.

Es así como entre los gobiernos estatales de Veracruz, Michoacán y Estado de México suman 130 mil 459 millones de pesos malversados, casi la mitad de todos los recursos desviados en las 32 entidades del país.

(Con información de Milenio)

Comentarios