Lo más sonado #5: Pagamos el doble por gasolina importada de EU

Transportación, almacenamiento e impuestos, elevan el costo de los combustibles en nuestro país. Aunque parece que ¡no es pa tanto!

- Publicidad -

Aunque en Estados Unidos la gasolina se ofrece a precios más atractivos que en nuestro país, en México los precios se elevan al doble cuando ésta es importada a territorio nacional.

Los 503 mil barriles diarios que importamos de nuestro principal proveedor en hidrocarburos, representan 1.5 veces el volumen que producen en conjunto las seis refinerías en nuestro país o lo que es lo mismo, 60 por ciento de la demanda nacional.

Pemex adquiere la gasolina estadounidense de tipo regular, que es parecida a la Magna y Premium, a un precio de 71.36 dólares por barril, lo que equivale a 8.85 pesos por litro.

Sin embargo, en México la gasolina de mayor demanda se puede llegar a vender hasta en 16.24 pesos el litro, o sea 7.39 pesos más que en Estados Unidos sin haber sumado costos de transportación ni la parte que se lleva el vendedor.

De acuerdo a especialistas en la Unión Americana gran parte del incremento se debe a lo que se gasta en México para cuestiones como transportación, almacenamiento y distribución (cuyos costos alcanzan el 11 por ciento del total), los impuestos (que suman otros 5.55 pesos el litro), y las ya mencionadas ganancias del vendedor (quien se lleva 80 centavos por cada litro que se vende).

A pesar de que habido reducciones mínimas de casi 5 por ciento en el precio de la gasolina importada, la realidad es que Pemex ha desembolsado cada vez más para cubrir la demanda pasando de 952 millones dólares en abril a mil 75 millones de dólares en mayo, subiendo sus compras de 431.7 mil a 493.3 mil barriles diarios.

Además, el Departamento de Energía en Estados Unidos dijo que mientras mercados como el mexicano comienzan a realizar cada vez más importaciones para cubrir sus necesidades, las refinerías trabajan a niveles récord de capacidad con 95 por ciento, mientras que en México apenas lo hacen al 65 por ciento.

Cuando se le cuestiona a Pemex sobre los precios finales que se utilizan en el mercado mexicano para las gasolinas de origen de Estados Unidos, le echan la bolita a la Secretaría de Hacienda señalando que ellos son los que fijan los precios máximos de los combustibles de importación.

Y sí, parece que donde más se incrementa el precio de la gasolina importada es precisamente en los impuestos.

(Con información de El Universal)

Comentarios