Llama Puigdemont a una “oposición democrática”

AFP PHOTO / GENERALITAT DE CATALUNYA / Jordi Bedmar
- Publicidad -

Carles Puigdemont no admitió haber sido destituido del puesto de Presidente de la Generalitat en Cataluña, por el Gobierno español tras haberse aplicado el artículo 155 constitucional, pues apareció en el canal de televisión TV-3 donde hizo un llamado a los catalanes para realizar una “oposición democrática” al desmantelamiento de su administración.

El ex Mandatario pidió “continuar perseverando sin violencia, sin insultos, de manera inclusiva y respetando personas y símbolos y también a los catalanes que no están de acuerdo con la mayoría parlamentaria”.

En su discurso Puigdemont no fue preciso al explicar su estrategia a partir de ahora, sin embargo pidió “paciencia, perseverancia y perspectiva.”

“Tenemos claro que la mejor manera de defender las conquistas logradas hasta hoy es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155, que es la consumación de una agresión premeditada a la voluntad de los catalanes que de manera muy mayoritaria y a lo largo de muchos años nos hemos sentido nación de Europa”, sentenció.

Añadió de igual forma que no se debe “abandonar nunca, nunca, en ningún momento, una conducta cívica y pacífica. Pues afirma que “no tenemos ni queremos la razón de la fuerza. Nosotros, no. Os lo pido convencido de que esta demanda es la que espera todo el mundo, también fuera de nuestro país”.

El Presidente español Mariano Rajoy anunció ayer que todo el Gobierno catalán había sido destituido, con base en el artículo 155 de la Constitución y Soraya Sáenz de Santamaría habría asumido este sábado la mayoría de la labores presidenciales hasta que se realicen nuevas elecciones.

De igual forma fue cesado el jefe de policía de los Mossos d’Esquadra, el mayor Josep Lluís Trapero a través de una orden del Ministerio del Interior.

El mismo viernes, el Parlamento catalán aprobó su independencia de España tras los resultados obtenidos en el referéndum del 01 de octubre, algo que provocó júbilo en miles de personas quienes se juntaron en puntos importantes de Barcelona para celebrar la “fiesta de proclamación” de la “nueva República catalana”.

(Con información de El País)

Comentarios