Liberan a defensores de migrantes por falta de pruebas

La semana pasada fueron acusados de tráfico de personas, pero la FGR no pudo sostener los señalamientos

06 de junio de 2019.- Manifestación afuera de las Instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), para pedir por la libertad de Cristóbal Sánchez e Irineo Mújica
- Publicidad -

Las autoridades liberaron la madrugada de este miércoles a los activistas y defensores de migrantes Irineo Mujica y Cristóbal Sánchez, quienes la semana pasada fueron detenidos por presunto tráfico de personas.

La Fiscalía General de la República (FGR) no logró acreditar con “pruebas reales y fehacientes” su acusación contra Mujica y Sánchez, por lo que el juez federal Héctor Cervantes Martínez, con sede en Tapachula, Chiapas, decidió no vincularlos a proceso por el delito que se les imputaba.

Cristóbal Sánchez, integrante de la agrupación Cultura Migrante, fue notificado cerca de la medianoche que el juez de la causa no lo vincularía a proceso, por lo que fue liberado “y está con miembros de su familia y amistades”.

El director de la organización Pueblos sin Fronteras, Irineo Mújica, también fue notificado de su liberación luego de comparecer ante el juez, tras una larga audiencia que dio inicio la mañana de ayer y concluyó esta madrugada.

El juez señaló que en ambos casos, ninguno de los activistas se encontraba en el lugar en el que los ubicó la Fiscalía supuestamente cometiendo los delitos, pues supuestos migrantes de origen centroamericano los acusaban, por separado, de haberlos introducido a territorio mexicano tras el cobro de varios miles de pesos.

No obstante, la causa sigue abierta y depende del Ministerio Público federal si sigue investigando o, ante la falta de elementos, archiva las indagatorias.

La organización Pueblo sin Fronteras agradeció el apoyo que recibieron de personas y organismos durante el proceso y manifestó su preocupación “por la campaña de criminalización en contra de personas migrantes y defensores de derechos humanos en el contexto de presión política del gobierno de los Estados Unidos”.

Cabe destacar, que la detención de los activistas ocurrió el pasado 05 de junio, en medio de las negociaciones entre los Gobierno de México y Estados Unidos por la imposición de aranceles a productos nacionales que pretendía implementar el presidente norteamericano Donald Trump si México no frenaba el flujo de migrantes ilegales.

Mujica estaba acusado de la probable comisión del delito de transporte de migrantes, con la agravante de que se involucró a niños y adolescentes, mientras que Sánchez por su probable responsabilidad en la introducción de personas a territorio mexicano, sin la documentación legal correspondiente.

En ese momento, destacó también el anuncio de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, respecto al congelamiento de cuentas de al menos 26 personas involucradas en tráfico de migrantes y apoyo ilícito a caravanas.

(Con información de La Jornada)

Comentarios