Legisladores de EEUU demandan una respuesta “fuerte” al masivo ciberataque

28 de junio de 2019.-Donald Trump camina al lado del presidente ruso Vladimir Putin en la cumbre del G20 en Osaka, Japón. Foto: Brendan Smialowski / AFP
- Publicidad -

Legisladores de Estados Unidos, demócratas y republicanos, pidieron el domingo una respuesta “fuerte” al masivo ataque cibernético que sufrió su país, lejos de la postura del presidente Donald Trump, que le restó importancia.

Este ciberataque “es una indignante afrenta a nuestra soberanía, a la que habrá que responder de manera muy enérgica, no solo retóricamente, por muy importante que sea, sino con una respuesta cibernética de igual o mayor magnitud”, dijo el senador republicano Mitt Romney, a la cadena CNN.

El sábado, Trump estimó que “el ciberataque es mucho más importante en los medios de noticias falsas que en la realidad”.

“El ciberataque es mucho más importante en los medios de noticias falsas que en la realidad. He sido completamente informado y todo está bien bajo control”, escribió el presidente en Twitter.

“Rusia Rusia Rusia es el canto prioritario cuando algo sucede”, añadió, al sugerir -sin pruebas- que China “puede” también estar involucrada.

Estas declaraciones se producen un día después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijera que Rusia estaba detrás del devastador ciberataque, que afectó también a otros objetivos en el mundo y según expertos podría tener un impacto de gran alcance y tardar meses en desentrañar.

“El presidente pierde la objetividad cuando se trata de Rusia”, dijo Romney.

El país de Vladimir Putin “está actuando con impunidad en relación con estos ataques cibernéticos porque no cree que tengamos la capacidad de responder proporcionalmente”, dijo.

De su lado, Moscú se deslindó, asegurando que “Rusia no realiza operaciones ofensivas en el ciberespacio”.

Romney pidió “replantear la respuesta en materia militar y de seguridad nacional en el ciberespacio, porque ahí es donde están las guerras del futuro”.

En tanto, el senador demócrata Mark Warner calificó el ciberataque como “extraordinariamente grave”, en entrevista para la cadena ABC.

“Todo apunta a Rusia”, aseguró el vicepresidente de la comisión de Inteligencia del Senado.

“Y cuando el presidente de Estados Unidos trata de restarle importancia o no está dispuesto a señalar” a los responsables, “no hace que nuestro país sea más seguro”, dijo.

“La idea de que esto pueda quedar sin respuesta sería una muy mala política por parte de Estados Unidos y, francamente, simplemente invitaría a los rusos o a otros a continuar este tipo de actividad maliciosa”, señaló.

“La buena noticia es que, hasta ahora, parece que solo se violaron las redes no clasificadas como secretas”, añadió, al advertir que el ataque “podría estar todavía en curso”.

El ataque comenzó en marzo, cuando los hackers aprovecharon una actualización de un software de vigilancia desarrollado por una empresa con sede en Texas, SolarWinds, que es utilizado por decenas de miles de empresas y gobiernos de todo el mundo.

Continuó durante meses antes de ser descubierto por el grupo de seguridad informática FireEye, que a su vez fue víctima de ataques cibernéticos la semana pasada.

(AFP)

Comentarios