En lágrimas, primera ministra danesa se disculpó por la matanza de visones

26 de noviembre de 2020.- Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca se reunió con periodistas, tras visitar una granja de visones ya vacía cerca de Kolding, Dinamarca. Foto: Mads Nissen / Ritzau Scanpix / AFP
- Publicidad -

Enjugándose las lágrimas, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, se disculpó personalmente este jueves por la gestión de la crisis sanitaria en la que una mutación de covid-19 condujo al gobierno a sacrificar millones de visones de criaderos.

La jefa del gobierno se encontraba visitando una granja de cría de visones en la municipalidad de Kolding, donde todos los animales fueron sacrificados pese a estar sanos, algo que el Ejecutivo no tenía legalmente derecho a hacer, como después quedó demostrado.

“No tengo el menor problema en disculparme por el curso que tomaron los acontecimientos, puesto que se cometieron errores”, declaró Frederiksen a la cadena TV2.

Visiblemente emocionada, la primera ministra se detuvo varias veces para enjugarse las lágrimas, y enfatizó que es importante recordar que la culpa no corresponde a los criadores

“Es a causa del coronavirus, y espero que pueda haber una pequeña luz al final del túnel para los criadores de visones daneses en estos momentos”, añadió.

A comienzos de noviembre, Dinamarca, el mayor exportador mundial de pieles de estos mamíferos, anunció que se sacrificaría a los más de 15 millones de visones que había en el país tras descubrirse que una mutación del coronavirus en estos podría poner en peligro la eficacia de futuras vacunas.

No obstante, días después, el gobierno tuvo que reconocer que no contaba con una base legal suficiente para ordenar esta medida.

El ministro de Agricultura de entonces, Mogens Jensen, se disculpó y renunció la semana pasada.

Tras la renuncia de Jensen, el Ministerio de Salud concluyó en que la potencial amenaza para las vacunas humanas estaba “muy probablemente extinguida”, al no registrarse más casos de animales o humanos infectados por esta versión del virus (denominada Cluster 5).

De acuerdo al último balance, más de los dos tercios de los entre 15 y 17 millones de visones que se estima había en el país, ya fueron sacrificados.

12 de noviembre de 2020.-Vista aérea del entierro de visones en Noerre Felding cerca de Holstebro

Este miércoles se dio a conocer que después de muertos y enterrados, los visones resurgieron bajo los efectos de los gases de descomposición.

El fenómeno se produjo en un terreno militar cerca de Holstebro (oeste), en una de las fosas improvisadas donde se enterró a los animales sacrificados, según imágenes transmitidas por la televisión pública DR.

Los cadáveres de los visones, que salieron a la superficie bajo la presión acumulada de los gases de descomposición, están recubiertos solo por una fina capa de cal y de una tierra muy arenosa, que habría facilitado el fenómeno según la policía local.

El Ministerio de Medioambiente y de Agricultura afirmó en un comunicado que los visones están enterrados a entre un metro y medio y dos metros. Pero según DR, solo estaban a un metro de profundidad en este campo.

Para el Ministerio, la reaparición de los cadáveres es “un problema temporal ligado al proceso de descomposición de los animales”.

“El Estado juega con nuestra naturaleza y la utiliza como un vertedero”, lamentó Leif Brogger, un consejero municipal de Holstebro, citado el miércoles por el diario Jyllands-Posten.

Fotos y videos compartidos en las redes sociales dieron lugar a múltiples comentarios: un internauta en Twitter calificó 2020 de “año de los visones mutantes zombis asesinos”.

Los animales que resurgen fueron además enterrados a 200 metros de un lago, es decir 100 metros menos de lo recomendado, lo que hace temer problemas de contaminación por fósforo y nitrógeno, a lo que las autoridades prometieron poner remedio.

(AFP)

Comentarios