La SCJN analizará amparo presentado por uno de los “Porkys”

La sentencia dictada en Veracruz estableció que Diego Cruz realizó tocamientos a una menor, pero “sin intención de cópula”.

- Publicidad -

El amparo que presentó uno de los implicados en el caso de los Porkys de Costa de Oro en Veracruz (donde fue denunciada la violación de una menor de edad por diversos individuos), fue admitido y ahora será estudiado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El acuerdo publicado por el Segundo Tribunal Colegiado de Veracruz señala que “el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación informa que se admitió a trámite la solicitud a que se hace referencia, promovida por el pleno de este órgano jurisdiccional y turnó el expediente para su estudio a la ministra Norma Lucía Piña Hernández, presidenta de la Primera Sala de ese Alto Tribunal”.

Ahora la ministra Piña Hernández deberá analizar la sentencia dictada por el juez Tercero de Distrito de Veracruz, que determinó que el presunto culpable no habría incurrido en actos de pederastia pues “realizó tocamientos vaginales a la menor de edad, pero sin intención de cópula”, lo que le brindo protección contra el auto de formal prisión que se le había dictado por este crimen.

El siguiente paso es realizar un proyecto que permita determinar si este caso cuenta con la importancia necesaria para ser atraído por la Corte y que esta resuelva a fondo la impugnación.

La solicitud de tornar la revisión del amparo a la SCJN fue promovida por la PGR por encargo de la Fiscalía de Veracruz.

El caso de los Porkys se volvió de interés nacional luego de que el 2 enero de 2015, cuatro jóvenes (incluido Cruz), presuntamente obligaron a una menor de edad a subir a un auto para después abusar sexualmente de ella.

Hasta un año después el caso adquirió fama, gracias a una denuncia del papá de la víctima a través de un video que se volvió viral, en redes sociales.

En caso de que la Corte decida atraer el caso, deberá analizar si los manoseos, tocamientos, roces o frotamiento realizados a la víctima fueron hechos con un objetivo lascivo para que en ese caso puedan ser considerados un abuso sexual que configura el delito de pederastia.

(Con información de El Universal)

Comentarios