La PGR investiga a funcionarios por ocultar información en caso Ayotzinapa

Suman irregularidades a las ya detectadas en visitadurías internas de la PGR, respecto a la investigación. El proceso, inunda de dudas.

- Publicidad -

La Procuraduría General de la República investiga a funcionarios que ocultaron una libreta de Sidronio Casarrubias, ex líder de los Guerreros Unidos, grupo criminal vinculado a la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Se presume que en ella, había nombres y números teléfonicos de funcionarios de los tres niveles de gobierno, uno de ellos es Omar García Harfush, jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, y un número telefónico que se le atribuye (55-26-73-81-10).

La PGR investiga al personal que ocultó la libreta al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y a la Subprocuraduría de Derechos Humanos.

Fuentes federales dijeron que aunque fue coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF) en Guerrero, García Harfush no es investigado por esta referencia, ya que cuando ocurrió la desaparición de los estudiantes, él era comisionado de la PF en Michoacán. 

El presunto mando criminal fue detenido el 16 de octubre de 2014 en la autopista México-Toluca por agentes federales, cuando viajaba en un vehículo con destino a la capital mexiquense.

Al ocultar la libreta el GIEI no pudo trabajar en investigar estos datos.

No obstante, hay quienes consideran que, dado que Sidronio acababa de tomar el mando de la organización, hacía apenas tres meses, hizo una lista de mandos de corporaciones policiacas de seguridad de su zona de operación, pero que no necesariamente tenía contacto con ellos.

Este caso de omisión, se suma al de Tomás Zerón, entonces encargado de la Agencia de Investigación Criminal, señalado por presuntamente cometer irregularidades y sembrar pruebas en la investigación de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

En teoría, debía investigarlo y sancionarlo la Secretaría de la Función Pública, pero el caso nunca ha llegado a manos de esa dependencia.

Se ha quedado estancado en la PGR donde, por cierto, ya se informó que un juez federal suspendió por tiempo indefinido el procedimiento mediante el cual la Visitaduría General de la PGR dio vista al Órgano Interno de Control de la dependencia, para iniciar un expediente sobre el caso. 

A casi tres años de lo ocurrido, vamos avanzando… ¿O no?

Comentarios