La PGJ dice que nadie vio qué pasó en Insurgentes

Asegura que la guerra entre Unión Tepito y Fuerza Anti-Unión de Tepito han dejado una estela de asesinatos en la CDMX

- Publicidad -

En una operación que se calcula duró cerca de 10 minutos, se dejaron restos humanos y se colgó una manta sobre un puente peatonal en Insurgentes y Flores Magón en la Ciudad de México.

Ayer el fiscal desconcentrado en Cuauhtémoc, Alejandro García Miranda, informó que no contaban con imágenes del momento en que tiraron los cuerpos y colocaron la manta.

Posteriormente se supo que existía una grabación, pero solo después de que aparecieron los restos, se presume que fueron trasladados en un camión tipo torton.

El periódico El Universal realizó un recorrido por la zona y contó hasta siete cámaras de vigilancia cercanas a la zona.

Una cámara se encuentra precisamente frente a los puentes de Ricardo Flores Magón e Insurgentes.

Además, tanto al inicio como al final de ambos puentes se verificó la existencia de cuatro cámaras de videovigilancia.

En la zona del destacamento de la Policía Auxiliar se ubican dos cámaras, una sobre la estructura del edificio y otro sobre la estructura del inmueble.

La Procuraduría capitalina explica, como indica su manual, que es parte de las acciones de reacomodo entre organizaciones delictivas que buscan el control del narcomenudeo y las extorsiones en la zona de Tepito.

Así que la autoridad identifica a dos grupos delincuenciales, que ha dejado al menos a seis personas desmembradas en lo que ve de este año.

Según la Procuraduría, tres de los cuerpos aparecieron en la delegación Cuauhtémoc; dos en Gustavo A. Madero y uno más en Xochimilco.

La dependencia ya identificó a los dos que aparecieron en Insurgentes, pues uno de ellos contaba con antecedentes penales, y otro fue reconocido por dos tatuajes en un brazo.

(Con información de El Universal)

Comentarios