Durante la pandemia, ¿qué escenario enfrentan las empresas?

Integrantes de diversos colectivos se manifestaron en el marco del Día del Trabajo, y de forma simbólica clausuraron tres tiendas en la ciudad de Toluca que mantienen operación a pesar de no entrar en negocios con actividad de primera necesidad durante la fase 3 de la contingencia por covid-19
- Publicidad -

A principios del 2020, nadie imaginaba la magnitud que podría llegar a alcanzar la enfermedad infecciosa que se comenzaba a reportar en China, no había ningún país preparado para cerrar sus fronteras ni sistema de salud acondicionado ante una eventual emergencia médica de grandes proporciones.

De la misma manera, no se podía pensar, a nivel empresa, que existiría una situación de desastre que no solo obligaría a quienes la dirigen a pensar es conservar su empleo,  sino que pondría en peligro la existencia misma de la compañía.

Por lo tanto, la pandemia provocada por la enfermedad llamada covid-19 vino a cambiar la realidad como la conocíamos.

Ahora más que nunca, se vuelve indispensable que las empresas cuenten con un plan estratégico de prevención y contención de crisis que les permita dar certeza a los consumidores, así como a sus empleados, y en ello la comunicación juega un papel determinante.

En México, Band of Insiders es una agencia de comunicación estratégica que nos detalla, en voz de su CEO Angélica Cabrera cuál fue el comportamiento de muchas empresas al presentarse la pandemia de covid-19.

“Lo primero que hicieron fue echarse para atrás en comunicación y ver cómo tenían que seguir comunicando, muchas marcas lo que hicieron fue bajar la pauta hasta tener un termómetro para ver cómo venía la situación y entonces decidir si hacían o no, una comunicación proactiva o si tomaban o no una acción”.

Pone por ejemplo, a empresas que actualmente están haciendo esfuerzos a nivel nacional como la industria cervecera, que transformaron su planta productiva a fin de crear insumos necesarios como gel anitibacterial.

Sin embargo, hay compañías que tienen el deseo de ayudar pero no saben cómo, por lo que en la agencia establecieron un protocolo de prevención de crisis para determinar sus escenarios.

Considera que las empresas en México deben calcular una crisis de por lo menos tres meses, que es el tiempo que le ha tomado a China para comenzar a regresar a la normalidad.

Alerta sobre cinco puntos donde pueden venir las crisis para una marca: las acciones que tome una empresa, que en estos tiempos pudieran ser vistas como oportunistas, ya que “son tiempos donde todos estamos muy sensibles”.

En segundo lugar, las crisis internas, que tienen que ver con despidos o malos manejos de personal para las empresas cuya actividad es denominada esencial, que podrían crear un problema si las medidas de protección para sus trabajadores no son las adecuadas.

Un tercer punto, “es lo que hemos estado viendo desde la semana pasada relacionada con el alza de precios” en algunos supermercados.

Además, de opiniones mal manejadas, sobre todo cuando para una empresa pareciera mostrar un actitud de continuar con las actividades a pesar del riesgo de contagio.

Y la quinta sería la incongruencia, pues si por un lado digo que quiero hacer un bien, “pero por otro lado internamente soy un relajo, mi crisis viene de lo que estoy haciendo internamente”.

Cabrera afirma que “Hay crisis que puedes controlar en un par de horas, hay otras que estas hablando de un par de días, pero hay otras como el caso de British Petroleum (en 2010, un plataforma de dicha petrolera estalló y dejó 11 muertos y un enorme derrame de crudo en el golfo de México) que duró meses”.

Reconoce que actualmente, con esta pandemia las compañías están priorizando tanto sus gastos internos como al exterior, por ejemplo “si tienes contratados un grupo de abogados para cualquier contingencia” la empresa puede pensar: “prefiero mantener mi nómina a pagar un servicio externo, porque vas cerrando filas. Y la comunicación también está sufriendo ese mismo impacto”.

Concluye reflexionando que “actualmente hay un ánimo de hacer mucho equipo, hay un ambiente muy empático no solo a nivel de las empresas sino a nivel país e incluso como humanidad, pues hay quienes dicen que vamos a salir de esta crisis siendo mucho más conscientes y mucho más humanos que antes”.

Lo anterior hace que se explore una dinámica de alianzas, pues si en este momento existe una empresa que busque salir de una situación de crisis pero, por las actuales condiciones, no tiene flujo de efectivo “podemos ver cómo ayudar y ver cómo salimos y cómo lo reponemos después”.

Comentarios