La novela que forma parte de la vida de todos

Para Pablo Neruda fue “la mejor novela que se ha escrito en castellano después de "Don Quijote de la Mancha” y para millones de lectores esa tierra de espejos y espejismos donde el amor es un poder genético y la soledad una historia que todos escribimos.

- Publicidad -

La primera edición de “Cien años de Soledad” fue publicada por Editorial Sudamericana en Buenos Aires, hace medio siglo.

Fue como una botella lanzada al mar en busca de los lectores de ese manuscrito que llevaba maquinando su autor desde los 17 años y que había abandonado entonces por parecerle un proyecto demasiado grande.

García Márquez ya había publicado ese portento que es “El coronel no tiene quien le escriba” y que consideró desde entonces y hasta el fin de sus días como su mejor novela.

Pero el terremoto iniciado con “Cien años de soledad” no tiene parangón en la vida del novelista ni en la literatura del siglo XX, pues  sus ondas telúricas no han dejado de alcanzarnos desde hace medio siglo y habrán de sobrevivirnos por largo tiempo.

“Cien años de soledad”, esa historia “donde las esteras vuelan, los muertos resucitan, los curas levitan tomando tazas de chocolate y las bobas suben al cielo en cuerpo y alma” fue escrita en 18 meses.

Para Pablo Neruda fue “la mejor novela que se ha escrito en castellano después de “Don Quijote de la Mancha” y para millones de lectores esa tierra de espejos y espejismos donde el amor es un poder genético y la soledad una historia que todos escribimos.

Cuando García Márquez recibió el primer ejemplar impreso de “Cien años de soledad”, rompió el original para que “nadie pudiera descubrir los trucos ni la carpintería secreta” de la novela.

Desde entonces, el novelista se ha convertido en un polo de atracción y repulsión. De atracción para los lectores sinceros y de repulsión para los ideólogos que discrepan de sus ideas políticas.

A medio siglo de la publicación de “Cien años de soledad”, su obra que se convirtió en un clásico de la literatura sigue provocando entuertos: por envidia o por colgarse de su fama.

Como sea, “Cien años de soledad” sobrevivirá a sus críticos y sus rencores, pues serán desterrados de la memoria de los hombres con el vendaval de los años y no tendrán una segunda oportunidad sobre la tierra.

Comentarios