Con la idea de apoyar al jazz mexicano, surge Pitayo Music

- Publicidad -

La escena del jazz en México tiene una nueva casa, Pitayo Music es un sello discográfico independiente, un proyecto del músico Juan Pablo Aispuro.

Aispuro es un reconocido contrabajista que en 2017 teniendo como base el estudio La casa del árbol, inició esta aventura.

Personalmente ha participado en más de 30 discos como ingeniero de audio o mezcla, y en 2016 presentó su proyecto como solista llamado Kelonia.

La premisa de esta nueva disquera es llevar al jazz y los subgéneros derivados, al mayor número de escuchas, pero manteniendo una “curaduría de excelente calidad”.

En entrevista telefónica, afirma que después de estudiar jazz en Francia y regresar al país se dio cuenta que habían muchos artistas del género que no tenían discos, pues no había disqueras ni productores de jazz, por lo que decidió crear un sello “que nos representara a la escena de México”, pues recuerda que él mismo buscaba afianzar su propio material musical.

En primera instancia, comenta que se planteó si debía definirse como un sello de jazz, porque incluso su proyecto musical personal lo llamaría más bien “jazz latinoamericano” y el sello como “jazz y música mexicana contemporánea”, porque de los lanzamientos que ahora están haciendo, solo Luri Molina es quien se apega más a la manera en que se concibe al jazz tradicionalmente.

Luri Molina

Lo que Aipuro detectó que faltaba en México “es la estructura que apoyara a que un proyecto se volviera mucho más serio”, pues para los propios artistas se vuelve un obstáculo el que no tengan material que mostrar, ya que cuando se presentan en los festivales les piden discografía y no cuentan con ella.

Aispuro considera una responsabilidad muy grande “la calidad estética que vas a sacar, es la que la gente va a querer copiar o no”, por lo que está comprometido con que esa calidad no sea un impedimento para que lo tomen en cuenta.

Antes de afianzar el sello, el contrabajista asegura que logró hacer un gran catálogo de músicos, tan solo con quienes acudían al estudio de grabación La casa del árbol.

Actualmente está apostando a cuatro artistas “totalmente diferentes pero a quienes les dimos carta abierta para entrar, grabar y producir totalmente con el apoyo de Pitayo Music, y desde el año pasado nos mentimos al estudio a grabar bastantes cosas que van a estar saliendo ahora, porque la continuidad es esencial para que las cosas sucedan”.

Por el momento las grabaciones finales son digitales, y recuerda que antes había que comprar un disco para escuchar música, pues de lo contrario “no la obtenías y ahora la puedes obtener sin pagarla, pero el pagarla se vuelve un apoyo hacia el artista”.

En estos días, una buena forma de apoyar al artista es comprarle sus disco en línea, independientemente de que los tengas en tu playlist.

Comentarios