La fantasía del reloj de arena

Marko Cortés, presidente del PAN; Alejandro Moreno, presidente del PAN; Ángel Ávila, presidente interino del PRD y Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
- Publicidad -

El reloj de arena es un instrumento mecánico que sirve para medir un determinado periodo de tiempo. Tiene dos receptáculos de vidrio conectados permitiendo un flujo regulado de material, normalmente arena fina, desde la parte superior a la parte inferior, hasta su completo vaciamiento. El funcionamiento solo requiere de la energía potencial de la gravedad”.

En lo personal, cada vez que miro un reloj de arena funcionando me da la impresión de que el tiempo transcurre más lento, como si cada segundo nos diera la oportunidad de pensar y hacer más, como si tuviéramos más tiempo para enfrentar los problemas y aplazar las decisiones, la existencia misma parece ir en cámara lenta; bajo esa misma óptica ficticia y mientras nos quedamos contemplando el lento caer de la delicada arena, las crisis se hacen eternas y obviamente las soluciones en ese lapso de tiempo nunca llegan.

La ley de la gravedad se hace manifiesta una vez que lo pones en marcha, no necesitas hacer nada más, sabes que llegará el momento en que la arena terminará de bajar y estará listo para darle la vuelta y volver a comenzar.

Sin embargo, nuestra vertiginosa y violenta realidad es muy distinta.

El gobierno parece creer que tiene todo el tiempo del mundo para dar resultados y que el acumulado capital político de López Obrador, que no de Morena, que lo encumbró en la Presidencia, no se erosiona con el paso de tiempos turbulentos, con las erráticas decisiones, ni con las violentas tragedias; muy a pesar de que son innegables las herencias del pasado tanto en la espiral de violencia, los niveles de corrupción y el endeudamiento público, solo por mencionar algunas, eso es un error, ya que a la sociedad se le generó tal nivel de expectativa, que está ansiosa por ver los cambios y vivir los resultados.

Mientras tanto, la oposición contempla el paso del tiempo, amplificando y difundiendo los errores y las tragedias diarias, pensando que con solo el efecto de la gravedad ganarán las elecciones en 2021, aunque lo nieguen reiteradamente, su apuesta ha sido al fracaso de Andrés Manuel, sin tomar en cuenta que México está de por medio, que equivocados están, cada día son más diminutos.

A todos se les olvida que el tiempo que pasa, es un tiempo perdido, no es como el reloj de arena, que le damos la vuelta y volvemos a comenzar, eso es una fantasía.

Comentarios