En la cuerda floja triunfo de Riquelme en Coahuila

Por rebasar topes de campaña, las elecciones a gobernador podrían ser anuladas.

- Publicidad -

El triunfo del PRI en Coahuila aún no está cantado, luego de que la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó calcular de nueva cuenta los gastos de campaña, lo que podría hacer que se declare que se rebasó el tope de gasto, lo cual constituye una causal para que se anulen los comicios.

Esto significa que Miguel Ángel Riquelme del Revolucionario Institucional aún no tiene el triunfo asegurado en la entidad, pues la comisión aprobó, en votación dividida la aplicación de criterios en el reglamento de fiscalización para realizar el reconteo.

Ahora se deberán calcular los gastos de cada partido conforme al servicio contratado de mayor valor, así como sumar también lo que se le pagó a cada representante de casilla, algo que no fue reportado a tiempo al INE.

También se revisará el prorrateo que provocó que los partidos dividieran los recursos entre sus diversos candidatos a Gobernador, diputados y alcaldes, lo que representaría un incremento considerable en los gastos tanto del ganador Riquelme, como el de su contrincante Guillermo Anaya de Acción Nacional.

El tope de gastos se fijó en 19.2 millones de pesos, y según documentos preliminares hasta el momento el PRI tiene un gasto de 18.9 millones de pesos y el PAN de 17.1 millones

Sin embargo, aplicando los nuevos criterios para revisar el pago a los representantes de casilla, el INE podría sumarle cuatro millones extras al PRI y 3.1 millones al PAN, con lo que automáticamente estarían superando el límite establecido.

Según la ley, en caso de existir un rebase de más del 5 por ciento por parte del candidato ganador, la elección deberá ser anulada, así que si se confirma la situación será deber de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dictaminar si procede dicha anulación.

Aunque aún no concluyen los ajustes a los dictámenes en cuanto a los aspectos de prorrateo y la matriz de gastos, con que se apruebe incluir en el conteo el pago a representantes de casilla, el PRI estaría rebasando los límites de campaña por 19 por ciento, llegando así a 22.9 millones de pesos en gasto.

El consejo general del INE tiene hasta el 14 de julio para aprobar los nuevos dictámenes que hoy serán enviados también a los partidos políticos.

(Con información de Reforma)

Comentarios