La Banca ya se prepara para tener base de datos biométricos

- Publicidad -

La banca mexicana alista la puesta en marcha de lo que sería el primer buró biométrico que contendría los datos de los usuarios de servicios financieros con lo cual se buscaría prevenir el fraude y el robo de identidad, pero al mismo tiempo tener una base confiable de identificación de los mexicanos.

Para el 2018 las disposiciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) obligan a los bancos a identificar a sus clientes de manera biométrica, ya sea con huellas digitales o con el iris, con la finalidad de disminuir el robo de identidad, esto según la legislación, lo podrán hacer verificando en línea con la base de datos del Instituto Nacional Electoral (INE).

Marcos Martínez, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) explicó que las instituciones financieras han llegado ya a un acuerdo de tener una misma base de datos biométricos la cual tendría la información de los clientes y el objetivo es tener un sistema de identificación único, en donde se pueda incluir la información que también tienen otras dependencias como el SAT.

En septiembre de este año la Secretaría de Hacienda,  anticipaba que se esperaba tener listas, al final del sexenio, las bases para establecer la forma de proporcionar a los ciudadanos un solo número de identificación biométrica.

El Gobierno Federal actualmente cuenta con datos como la CURP, las huellas capturadas en el IMSS, la SRE y el SAT, entre otros, para que estas bases se hagan interoperables, las cuales ahora, se reforzarían con las huellas con las cuales los bancos identificarán a sus clientes y que, incluso algunos ya lo hacen en línea con la base de datos del INE.

Martínez indicó que aunque la banca tiene la responsabilidad de tener listo el sistema de identificación, es algo que al final deberá tener el Gobierno, no será de la banca, sino de las autoridades.

Algunas instituciones bancarias analizan incluso utilizar aplicaciones con las cuales el cliente tomaría fotos de sus huellas dactilares, mismas que serían corroboradas con la base de datos actual del INE y así se irían integrando al nuevo sistema.

Dentro de los países del G20, México es el único que no tiene una cédula de identidad única.

Con información de El Financiero.

Comentarios