Justicia del Vaticano dispone secuestro de objetos personales de alto funcionario de la Secretaría de Estado

Foto: Filippo MONTEFORTE / AFP
- Publicidad -

La justicia del Vaticano ordenó el secuestro de la computadora y de los objetos personales de quien fuera un alto funcionario de la Secretaría de Estado,  Alberto Perlasca, informó este martes la santa sede.

El funcionario había sido suspendido de sus funciones en el marco de una investigación interna por fraude en operaciones inmobiliarias abierta en octubre pasado.

Perlasca fue nombrado en el cargo en 2011 por el cardenal Tarcisio Bertone y manejaba las finanzas de las fundaciones del Vaticano, pero también del fondo de San Pedro con las ofrendas enviadas por los fieles al pontífice para las misiones de la Iglesia.

El allanamiento fue realizado cuatro meses después de que el papa Francisco suspendiera de sus cargos y ordenara la investigación de cinco funcionarios vaticanos, incluido el número dos de la Autoridad de Información Financiera (AIF), por la comisión de posibles fraudes económicos en perjuicio del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el banco del Vaticano.

En particular la justicia vaticana investiga el opaco circuito para la adquisición de un prestigioso edificio en el corazón de Londres con dineros provenientes de donaciones a la Iglesia.

El cardenal italiano Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para los Santos, aseguró el lunes que no se utilizaron fondos de las donaciones para la compra del lujoso edificio de Londres, adelantó la agencia católica I.media.

Hablando al margen de una conferencia, el cardenal Becciu, que fue sustituto de Asuntos Generales entre mayo de 2011 y junio de 2018, explicó que el dinero fue obtenido gracias a una “hipoteca” que permite dejar los fondos de la santa sede “intactos”.

“La Oficina del Promotor y el Cuerpo de la Gendarmería continúan sus investigaciones administrativas y contables y su cooperación con las autoridades de investigación extranjeras” sobre el caso, explicó este martes en la nota el Vaticano.

(AFP)

Comentarios