Justicia para Chihuahua, a fuego lento

- Publicidad -

Con los votos a favor de los ministros Juan Luis González Alcántara, Alfredo Gutiérrez y Norma Piña, quien presentó el proyecto, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvió atraer los tres amparos promovidos por el Gobierno de Chihuahua en contra del desconocimiento en su carácter de víctima y el sobreseimiento en el caso del desvío de 250 millones de pesos del erario chihuahuense a través de empresas fantasmas que fueron a parar a campañas del PRI en 2016.

Con los votos en contra de los ministros Jorge Pardo y Luis María Aguilar, la Primera Sala resolvió este miércoles que es de trascendencia jurídica aclarar si la Secretaría de Hacienda de Chihuahua tiene el carácter de garante del patrimonio de dicho estado.

Recordemos que en 2018 el Gobierno de Enrique Peña Nieto maniobró para quitarle al estado de Chihuahua su carácter de agraviado por el presunto peculado de recursos de dicha entidad cometido por el entonces secretario general del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez. El caso quedó en manos de un juez federal de control de la Ciudad de México, atraído el caso por instancias federales, la hoy extinta Procuraduría General de la República (PGR), se desistió de los cargos en contra de Gutiérrez y acto seguido, otro juez federal, al no haber delito que perseguir en contra del político, ordenó su inmediata liberación.

La protección del Gobierno federal hacia César Duarte, Alejandro Gutiérrez y demás implicados en la Operación Safiro, quedó prácticamente al desnudo. Por eso es de suma importancia la resolución que acaba de tomar la Corte, si el fallo es a favor de Chihuahua, se reactivaría el juicio contra Gutiérrez y las investigaciones en contra de los funcionarios que desviaron recursos de los chihuahuenses, continuarían en manos del ministerio público estatal, lo que abre la posibilidad de que se haga justicia en este caso.

Vale la pena resaltar, el silencio en el que se han sumido los Gobiernos de Durango, Sonora, Morelos, Colima, Estado de México, Veracruz, ya que tras una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), difundida en noviembre de 2018, se reveló que la Operación Safiro, trascendía al estado de Chihuahua, debido a que autoridades de las entidades aquí citadas desviaron millones de pesos a 12 empresas fantasmas vinculadas para financiar ilegalmente campañas electorales del PRI en 2016. Sospechoso, por decir lo menos, la falta de acción para investigar dichos desvíos y llevar ante la justicia a los responsables.

Pero el Gobierno de Chihuahua, no desiste. Su lucha contra la corrupción y la impunidad es frontal, y tiene nombre y apellido: César Duarte y sus cómplices.

La justicia para Chihuahua al parecer se cocina a fuego lento, el pasado 19 de junio, la Segunda Sala de la SCJN, modificó la suspensión que impedía que la Fiscalía de Chihuahua investigara al expresidente Enrique Peña Nieto y a miembros del que fuera su gabinete. Y el 01 de julio pasado, el Juzgado Octavo de Distrito del Estado de México, resolvió no amparar al exmandatario chihuahuense en contra de las órdenes de aprehensión libradas previamente por un juez local del municipio de Morelos en Chihuahua. César Duarte ya no podrá acogerse a los beneficios de amparo alguno para evadir la acción de la justicia de las autoridades estatales ni las federales.

El cerco sobre uno de los operadores financieros del expresidente Peña Nieto y sus cómplices, se va cerrando. Ahora solo falta que la Secretaría de Relaciones Exteriores y la FGR, pongan manos a la obra y lo extraditen. Ojalá la FGR se ponga las pilas como lo hizo con el caso de Juan Collado, que en menos de un mes abrió una investigación en contra del poderoso abogado, reunió las pruebas suficientes para sustentar el caso ante un juez y obtuvo la orden de aprehensión en su contra.

¿Ya ven que sí pueden? Cuando hay voluntad política y responsabilidad del cargo que desempeñan, los fiscales no se equivocan, arman tan bien las carpetas de investigación que logran que un juez ordene prisión preventiva por los delitos más graves que se le imputan al acusado.

Esperemos que la FGR actúe con la misma celeridad en este caso y pronto veamos tras las rejas a César Duarte. Mientras tanto, dos de sus compinches se van del país: Peña, dicen, se fue a España; Luis Videgaray, el “cerebro” de Enrique, se va a Massachusetts a dirigir un programa de inteligencia artificial en el MIT; Alejandro Gutiérrez permanece en alguna casa en Chihuahua con un brazalete electrónico y Manlio Fabio Beltrones anda con un amparo bajo el brazo para evitar ser detenido.

La lucha del Gobierno de Corral Jurado contra la corrupción e impunidad, avanza. La justicia para Chihuahua, se sigue cocinando a fuego lento, esperemos que no se pase de tueste.

Comentarios