Juez libra órdenes de aprehensión contra la directora del Colegio Rébsamen

- Publicidad -

Un juez de control del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México libró dos órdenes de aprehensión en contra de Mónica García Villegas dueña del Colegio Rébsamen acusada por el homicidio culposo de 26 personas y por el delito de uso de documento falso.

Fuentes judiciales  explicaron que una de las órdenes de aprehensión se solicitó derivada de la investigación realizada  por la Fiscalía Especializada de Delitos Ambientales y de Protección Urbana (Fedapur) por el uso de un documento falso para la construcción  de su departamento en el tercer piso de la escuela.

La otra orden se solicitó por la muerte de 19 niños y siete adultos dentro del colegio durante el sismo.

El periódico Excélsior documentó que Mónica García había sido notificada por la PGJ capitalina en el despacho de su ex abogado Moisés Castillo pero la mujer lo despidió y contrató a un nuevo abogado.

El Abogado Castillo aseguró que fue despedido por Mónica García después de que le propusiera la creación de un fideicomiso para reparar a las víctimas por el derrumbe del colegio, además le tramitó una suspensión provisional para evitar que fuera detenida, pero se desconoce si le pagó la garantía de 500 mil pesos para hacerlo válido.

El abogado que ahora defiende a Mónica García es el abogado Javier Coello Trejo quien aseguró que ampliaría el amparo, pero no detalló en qué sentido lo haría.

El periódico Excélsior entrevistó al abogado quien aseguro que la parte del colegio Rébsamen que colapsó en el sismo fue construida en 1983 incluido el departamento de Mónica García ubicado en el tercer piso.

Pero existen imágenes históricas de Google Maps que muestran que el colegio no contaba con el departamento al menos hasta el año 2011. Por lo que la estrategia legal de los abogados de la dueña del colegio se centra en demostrar que Mónica no construyó nada en la zona donde colapsó el edificio.

Javier Coello asegura que el edificio tiene sus papeles en regla y que fue el abogado Max Betancourt quien edificó la escuela. La actual defensa de la dueña del colegio sostuvo que se trata de las víctimas de una catástrofe natural y sólo serán reparadas si un juez determina que su clienta es culpable.

“Las víctimas son víctimas de un sismo, de un desastre natural. Claro que duele mucho  pero ¿y qué poder hacer? no podemos  revivirlos. Lo que estoy diciendo es que esperen a que haya un juicio justo, si lo hay”, dijo Coello Trejo.

Con información de Excélsior.

Comentarios