Juez brasileño ordena que Bolsonaro use cubrebocas en lugares públicos

31 de mayo de 2020.-Jair Bolsonaro, presidente de Brasil carga en sus hombros al hijo de uno de los simpatizantes que acudieron a Brasilia a mostrarle su apoyo. Foto: EVARISTO SA / AFP
- Publicidad -

Un juez brasileño determinó que el presidente Jair Bolsonaro deberá usar obligatoriamente mascarilla “en todos los lugares públicos”, bajo pena de multa, para ajustarse a las reglas de lucha contra la pandemia de coronavirus.

“El presidente tiene la obligación constitucional de observar las leyes vigentes y de promover el bien general de la población, lo cual implica adoptar las medidas necesarias para proteger los derechos sanitarios y ambientales de los ciudadanos”, explicó el magistrado Renato Borelli, en un fallo emitido el lunes por la noche.

El dictamen, adoptado en aplicación de un decreto vigente en el Distrito Federal de Brasilia, precisa igualmente que su incumplimiento conllevará una multa de 2.000 reales (unos 400 dólares).

El juez decidió además que el gobierno federal deberá “exigir a sus funcionarios y colaboradores el uso de máscaras de protección individual”, so pena de una multa de 20.000 reales (unos 4.000 dólares) contra el Estado.

La sentencia obedece a una demanda civil planteada por un abogado que denunció “la conducta irresponsable del presidente” frente a la covid-19.

El mandatario de ultraderecha, que minimizó en varias ocasiones la gravedad de la pandemia, participó desde el inicio de la crisis sanitaria en varios mítines, la mayor parte del tiempo sin barbijo.

La semana pasada, el entonces ministro de Educación, Abraham Weintraub, recibió una multa de 2.000 reales por haberse acercado a saludar a partidarios del gobierno sin usar mascarilla.

Bolsonaro cuestionó sistemáticamente las medidas de confinamiento ordenadas por varios gobernadores, debido a sus impactos económicos.

Brasil es el segundo país con más contagios y más muertes provocados por el nuevo coronavirus, detrás de Estados unidos. Hasta este lunes, registraba más de 1,1 millones de diagnósticos confirmados de covid-19 y más de 51.000 decesos.

Por otro lado, el jefe del gobierno búlgaro, Boiko Borissov, deberá pagar una multa por haber entrado sin mascarilla en una iglesia el martes, anunció el ministerio de Salud.

“Se impondrá una multa al primer ministro, a su equipo y a los periodistas por no respetar las medidas contra la epidemia y sobre todo por violar el decreto” sobre el uso obligatorio de mascarillas en los lugares públicos cerrados, comunicó el Ministerio.

Borissov acudió el martes al monasterio de Rila (suroeste), para un proyecto de renovación de la carretera que conduce a este sitio religioso. Tras conversar de cerca con el superior del monasterio, entró en la iglesia sin cubrebocas.

El dirigente conservador de 61 años, rechaza usar mascarilla desde el comienzo de la pandemia. Su propio gobierno decidió endurecer las medidas: la obligación de usar mascarillas, levantada el 10 de junio, fue restablecida a partir del martes debido a un aumento de casos de coronavirus.

Las multas de 300 leva (150 euros, 170 dólares) se han multiplicado en el transporte público de este país, el más pobre de la Unión Europea, donde el salario medio oficial es de 700 euros (800 dólares).

(AFP)

Comentarios