Javier Duarte y Rodolfo Torre también habrían recibido financiamiento de Odebrecht en 2010

- Publicidad -

Luis Alberto de Meneses Weyll, exdirector superintendente de la constructora Odebrecht en México, declaró que en 2010 la compañía brasileña aportó 500 mil dólares a la campaña de Javier Duarte rumbo a la gubernatura en Veracruz, y 350 mil dólares a la de Rodolfo Torre Cantú, quien buscaba la de Tamaulipas.

“Odebrecht, con la finalidad de obtener un buen posicionamiento en el futuro Gobierno para la adquisición de contratos, aportó a la campaña de Javier Duarte de Ochoa la cantidad de 500 mil dólares americanos; pago que fue autorizado por Luis Antonio Mameri, líder empresarial para América Latina de Odebrecht, y realizado con recursos de la División de Operaciones Estructuradas, que en ese momento era dirigido por Hilberto Mascarenhas Alves Da Silva Filho, vinculando dichos pagos a los códigos ‘Batman y Robin’ en el sistema ‘Drousys'”, refieren documentos de la Fiscalía General de la República.

Como resultado del apoyo, se presume que a mediados de 2013 el Gobierno de Veracruz adjudicó de manera directa a Odebrecht el Proyecto de Propósitos Múltiples de Xalapa.

Emilio Lozoya recomendó a los brasileños acercarse a empresarios de la zona, en este caso, Juan Felipe Ruiz Ortiz y su hijo Juan Felipe Ruiz Sosa, cuya empresa fue subcontratada para esa obra.

Según las declaraciones de Weyll, algo similar ocurrió en Tamaulipas, por recomendación de Lozoya Austin se acercaron al empresario de esa entidad, Jorge Eduardo Rivera Schotte, quien era a su vez accionista de Petrochem Mexicana.

Esta, que “pertenecía a un grupo de empresarios que apoyaban al candidato de la Coalición Todos con Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú”, le dijo a Weyll que si quería “posicionarse” en el estado debía contribuir con la campaña electoral.

“Por lo cual, Constructora Norberto Odebrecht, durante el primer semestre del 2010, efectuó un pago de 350 mil dólares americanos, siguiendo la misma mecánica que en el estado de Veracruz, es decir, el pago fue autorizado por Luis Mameri y realizados mediante el Departamento de Operaciones Estructuradas de la empresa, transfiriendo los recursos a una cuenta bancaria del Banco Mercantil del Norte, a nombre de la empresa Blunderbuss Company de México”, señala.

El esquema coincide con lo ocurrido durante la campaña de Enrique Peña Nieto para presidente de México. Se presume que la constructora brasileña había inyectado recursos millonarios a su campaña y, una vez en el poder, la Administración del mexiquense le otorgó contratos de la refinería de Tula.

Sin embargo, el 03 de junio la Fiscalía de Delitos Electorales (antes FEPADE) determinó que ya habían prescrito los delitos derivados del presunto financiamiento de Odebrecht a la campaña de Peña.

El financiamiento que ahora refiere la FGR para las campañas de Veracruz y Tamaulipas habrían ocurrido dos años antes de la elección federal.

(Con información de Reforma)

Comentarios