IT, Terminator y Top Gun reaparecen en la Comic-Con

Gabriel Luna y Arnold Schwarzenegger. Foto: Kevin Winter/Getty Images/AFP
- Publicidad -

Un coro de agudos chillidos y galones de sangre falsa marcaron el puntapié inicial del Comic-Con en San Diego, que se abrió con imágenes escalofriantes de “It: Chapter 2”, secuela de la película de terror que ostenta el primer puesto en el ranking de recaudación del género.

El estudio New Line Cinema, propiedad de Warner Bros, aprovechó la noche del miércoles en la mayor reunión mundial de fanáticos de la cultura pop para presentar la segunda y última parte de la adaptación de la novela de Stephen King, publicada originalmente en 1986, sobre un terrorífico payaso que asoma en las alcantarillas y aterroriza a los niños.

La adaptación fue dividida en dos partes por el director Andy Muschietti, y la primera, estrenada en 2017, recaudó en taquillas la impresionante cifra de 700 millones de dólares a nivel global.

La secuela, que se estrenará a comienzos de septiembre, tiene a Jessica Chastain y James McAvoy como las versiones adultas de los niños que aparecen en la primera parte y que en esta película regresan a su pueblo, 27 años después, para combatir al payaso Pennywise.

Consultada por Conan O’Brien, el anfitrión de la noche, sobre un fragmento en el que su personaje aparece bañada en sangre de pies a cabeza, Chastain dijo que ella misma se ofreció como voluntaria para una inmersión total, pero luego se arrepintió.

“Fue algo así como, hagamos ‘Carrie’ con esteroides”, dijo ante un colmado teatro en el centro de la ciudad. “Y eso es lo que él (el director Andy Muschietti) hizo. Y literalmente me torturó durante toda la película”.

Chastain declaró que la producción de la película utilizó 4 mil 500 galones (poco más de 20 mil 400 litros) de sangre de utilería, según ella un récord mundial, que debió ser almacenada a temperaturas muy bajas para que no fermentara en el calor del verano.

McAvoy, por su parte, dijo que sufrió tirones musculares y tendinitis durante la filmación de un plano de mucha exigencia física del que Muschietti exigió múltiples tomas.

La edición por el 50 aniversario de Comic-Con International reúne durante cuatro días a 135 mil entusiastas del cómic en un sudoroso centro de convenciones en San Diego, cargado de anuncios de los próximos superéxitos cinematográficos, programas de televisión y también algún que otro libro de historietas.

Por otro lado, casi 30 años después de evitar el juicio final con su hijo John, la aguerrida Sarah Connor no ha tenido descanso.

Imágenes exclusivas de la nueva “Terminator: Dark Fate” fueron compartidas este jueves en la Comic-Con de San Diego, durante un panel en el que participaron los actores Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger, y el director Tim Miller.

Hamilton vuelve a interpretar el papel de la feroz Sarah Connor que no hacía desde 1991 y sus 62 años parecen no haberle pasado ninguna factura: en el avance de la película apareció saltando de un vehículo para enfrentar a dos robots superpotentes y usando todo tipo de armas, incluidas bazucas y granadas.

La actriz recordó que “consideró mucho” la decisión de volver a hacer el papel porque estaba satisfecha con el resultado de las dos primeras entregas.

Pero decidió finalmente que el paso del tiempo, para su personaje y ella misma, serviría para mostrar lo que “una mujer de cierta edad” puede hacer.

“Un día me levanté y me dije ‘sabes que, no te puedes preocupar por ser lo que eras, porque soy mucho más que eso”, indicó ante cientos de personas en la mayor celebración de cultura pop del mundo.

“La riqueza de mi experiencia de vida solo podía enriquecer el personaje que interpreto”, añadió.

“Dark Fate”, que se estrena el 1° de noviembre en Estados Unidos, es una continuación directa de “Terminator 2”, casi tres décadas después de la destrucción de la oscura Cyberdyne.

“29 de agosto de 1997 se suponía que sería el día del juicio final, mi hijo y yo lo impedimos, cambiamos el futuro, salvamos a 3 mil millones de personas… de nada. Desde entonces cazo terminators”, dice Connor en el tráiler.

Schwarzenegger, que ha participado en cinco de las seis películas producidas, dijo que era un “adicto” a la franquicia.

“Es absolutamente incorrecto decir que no necesitaba volver”, dijo ‘Arnie’ en una clara referencia a su frase icónica de la película “I’ll be back” (Volveré).

“Soy adicto a Terminator, Terminator fue la película que lanzó mi carrera en cine de acción”.

James Cameron, que también regresa a la franquicia como productor por primera vez desde “Terminator 2”, habló en Comic-Con vía videollamada desde el set futurista de “Avatar”.

Recordó que su “único requerimiento” para producir el filme era que Schwarzenegger regresara.

Confirmó además que Eddie Furlong, que interpretó al adolescente John Connor en “Terminator 2”, también reinterpretará su papel.

Hablando de regresos, Tom Cruise se apareció este jueves de sorpresa en la Comic-Con para presentar el primer tráiler de “Top Gun: Maverick”, que definió como una “carta de amor a la aviación” y dejó a más de un fanático boquiabierto.

La presencia del actor no estaba prevista en la presentación de esta esperada secuela de la película de 1986 que catapultó a la hoy estrella de Hollywood.

“Me lo han preguntado muchas, muchas, muchas veces. He viajado por todo el mundo y la gente me pregunta cuándo haría otra [‘Top Gun’]”, dijo Cruise, de 57 años, ante un abarrotado Hall H del Centro de Convenciones de San Diego, donde se celebra la mayor conferencia de cultura pop del mundo.

“Me tuvieron paciencia por 34 años y sentí que era mi responsabilidad cumplirles finalmente”.

Las imágenes mostradas este jueves revelaron poco de la trama, pero mostraron a un envejecido Pete “Maverick” Mitchell como un piloto de guerra sin más chances de ascenso pero negado al retiro.

Las tomas de los cazas despegando de los portaaviones son “reales” gracias a la colaboración de la Armada de Estados Unidos con la producción, dijo Cruise.

“Quería brindar a todos la experiencia de estar dentro de una aeronave. Es una carta de amor a la aviación”, señaló.

El tráiler muestra además a Cruise vistiendo su icónica chaqueta de cuero y manejando una moto de carreras, así como cantando en un bar.

La “Top Gun” original fue un éxito de taquilla en 1986 y hoy es un filme de culto, a pesar de las críticas mixtas que recibió durante su estreno.

Estuvo basada en un programa de entrenamiento real que era conocido como Topgun y que se impartía en una base de San Diego.

La nueva película, que estará en cartelera en 2020 y fue dirigida por Tony Scott, sigue la vida de este piloto y su estilo irresponsable y peligroso de vuelo.

Además del aguerrido “Maverick”, vuelve “Iceman”, interpretado otra vez por Val Kilmer.

La cinta de 1986 no solo catapultó a Cruise, sino que aumentó el interés del público en las fuerzas militares.

Las cifras de enlistamiento aumentaron significativamente después del estreno de la película, al punto que los oficiales de reclutamiento comenzaron a instalar mesas a las afueras de los cines.

(AFP)

Comentarios