ISSSTE no tiene ni para los chescos

El Instituto debe hasta las mercancías que fueron surtidas para las tiendas del sistema Superissste

- Publicidad -

El ISSSTE adeuda más de 21 mil millones de pesos a proveedores, tanto así que debe hasta los refrescos y las papitas.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) fue demandado por Comercializadora Pepsico a fin de que pague mercancías por al menos 18.8 millones de pesos.

La cantidad reclamada es por productos que fueron distribuidos a tiendas Superissste para venta a los consumidores, y el pago de intereses moratorios.

La demanda se levantó el 03 de enero, y en febrero el ISSSTE contestó a Pepsico y pidió a un juez declarar que no procede tramitar el caso por la vía ordinaria mercantil.

Pepsico controla en México marcas como Pepsi, Gatorade, Sabritas, Gamesa, Quaker y Sonric’s.

Existen otros reclamos judiciales de proveedores que ya están más avanzados, como el que determinó un juez que confirmó en octubre que el ISSSTE tiene un adeudo de 282 millones de pesos con la empresa Hotels and Convenios Group, por hospedajes y eventos, lo cual esta punto de resolverse en última instancia del juicio.

Turissste firmó un convenio en 2007 con esta empresa para proveer servicios de alojamiento a elementos de la Policía Federal desplegados en operativos.

Sin embargo, entre 2014 y 2015 dejó sin pagar 59 facturas, debido a que la Policía Federal incumplió a Turissste, pero esta es quien debe responder ante tribunales.

Luis Antonio Ramírez calificó en febrero de “brutal” y una “barbaridad” la deuda heredada, y buena parte es con proveedores de medicamentos.

En junio de 2018, en el Informe Financiero y Actuarial que presentó el ISSSTE señaló que de los 110 mil millones de pesos de sus pasivos totales, el 19.1 por ciento, es decir 21 mil millones de pesos, corresponde a deudas con proveedores, contratistas y acreedores, y el resto está reservado para pensiones.

En 2019, el ISSSTE contará con 337 mil millones de pesos, entre ingresos propios y subsidios del Gobierno, pero de esa cantidad, el 67 por ciento es para pagar pensiones y jubilaciones para burócratas, y otro 12 por ciento es para salarios de sus empleados en activo.

Por si fuera poco, Ramírez, al comparecer ante el Senado el pasado 12 de marzo afirmó que otro problema lo representan los litigios en los que se ha ordenado al ISSSTE incrementar pensiones, pues hay 13 mil 300 sentencias pendientes de cumplimiento.

(Con información de Reforma)

Comentarios