Irán dice que volverá a conectar internet cuando no haya “abusos”

Más de 100 manifestantes podrían haber muerto en las protestas que estallaron el viernes en Irán contra el alza en el precio de la gasolina, afirmó Amnistía Internacional

Foto: ATTA KENARE / AFP
- Publicidad -

El Gobierno de Irán dijo este martes que solo volverá a conectar internet, actualmente bloqueado por las protestas, cuando esté seguro de que no se usa para cometer “abusos”.

Desde el sábado, el país está aislado del mundo debido al corte de internet decidido por el Gobierno, que quiere evitar las manifestaciones violentas contra el aumento del precio de la gasolina.

“Muchas profesiones y bancos (…) están teniendo problemas y hemos estado tratando de resolverlos”, dijo Ali Rabiei, un portavoz del gobierno, citado por la agencia de noticias semioficial ISNA.

“Internet volverá gradualmente a algunas provincias donde hay garantías de que no habrá abusos”, añadió, y recordó que la decisión de cortarlo la tomó el consejo supremo de seguridad nacional.

“Entendemos que la gente tiene dificultades (…) pero la principal preocupación en las circunstancias actuales es mantener la paz y la estabilidad del país”, añadió.

Las protestas en Irán empezaron el viernes tras el anuncio de la reforma del sistema de subvenciones de la gasolina que, según el gobierno, beneficiará a las familias más modestas pero que supone un aumento de precio importante.

Según la ONG NetBlocks.org, la conexión a internet en Irán es solo de un 4% de su nivel normal.

El acceso a internet en el país está filtrado por las autoridades, que impiden conectarse a la mayoría de redes sociales, excepto Instagram y WhatsApp.

“Al menos 106 manifestantes en 21 ciudades murieron, según informaciones confiables”, indicó en un comunicado Amnistía Internacional, según la cual el balance real “podría ser más elevado, con informaciones que sugieren hasta 200 muertos”.

La ONG de defensa de derechos humanos, con sede en Londres, aseguró que  las fuerzas de seguridad recibieron “luz verde para aplastar” las protestas, que se extendieron a más de 100 ciudades en Irán.

“Las autoridades deben poner fin de inmediato a esta brutal y mortal represión”, manifestó Philip Luther, de Amnistía.

Amnistía también instó a las autoridades iraníes a “levantar el bloqueo casi total del acceso a internet, impuesto para impedir el flujo de información sobre la represión al mundo exterior”.

(AFP)

Comentarios