Ira descontrolada

- Publicidad -

Pensar que Dios lanzó su ira contra aquellos que le robaron la elección, es preocupante. Ufanarse de ello en público, bien podría parecer un caso clínico. La pifia sucede a unos días de que presenten el informe de hechos de aquel fatal accidente. ¡UPS!

Comentarios