Investigan a mandos de PEMEX

Además de Emilio Lozoya, las autoridades siguen los pasos de otros directivos... aunque van despacito, como queriendo que las alcance el fin de sexenio.

- Publicidad -

La Procuraduría General de la República (PGR) está investigando cuentas bancarias de 18 mandos y ex funcionarios de Petróleos Mexicanos.

Además de que la PGR tiene en la mira a Emilio Lozoya Austin, ex director de la paraestatal, sigue de cerca los movimientos de los titulares de las áreas de Planeación, Proyectos, Obras Públicas, Gerencia Jurídica de Contratos, Gas y Petroquímica Básica y de Transformación Industrial de la empresa.

Todos son investigados por una probable implicación en el escándalo de Odebrecht y haber caído en el delito de enriquecimiento ilícito.

La Unidad Especializada en Análisis Financiero de la PGR estudia los estados financieros de todos aquellos funcionarios que firmaron contratos con Odebrecht y sus filiales en México.

Entre los casos que se revisan están los contratos de Odebrecht en las refinerías de Tula y Salamanca.

Las cuentas bancarias de los funcionarios parte de 2010 a la fecha y son las de Arturo Arregui García, subdirector de Planeación; Fernando Amor Castillo, ex subdirector de Gas Licuado y Petroquímicos Básicos; Víctor Domínguez Cuéllar, ex subdirector de Ductos; y Armando Ricardo Arenas Briones, ex director de Pemex Gas y Petroquímica Básica.

Ellos firmaron el contrato para suministrar 66 mil barriles diarios de etano a la planta Etileno XXI de Braskem en asociación con la empresa mexicana IDESA.

Otros ex funcionarios investigados son José Samuel Sánchez Reyes, gerente jurídico de Contratos de Pemex, y Sylvia Uribe Arredondo Cepeda, abogada de la misma Gerencia, a ellos se suman Mario Alberto García Duarte, ex coordinador de Proyectos de Pemex; Carlos Vinicio Morales Azpiroz, ex Gerente de Proyectos de Ampliación de Capacidad de Pemex, y Gustavo Escobar Carré, ex subdirector de Procura y Abastecimiento para Exploración y Producción.

Las empresas Braskem IDESA aseguran que ellos no pagaron sobornos a nombre de Odebrecht y dicen que sus contratos son legales.

Mientras tanto, en Ecuador, por el caso de Odebrecht, le dieron prisión preventiva al vicepresidente Jorge Glas, quien se entregó a la policía.

Las cuentas bancarias de Glas podrían ser congeladas a petición de la Fiscalía de ese país.

Mientras en Latino América se detiene a políticos involucrados en el escándalo Odebrecht, en México las investigaciones y la justicia caminan con pies de plomo, no vayan a pisar callos de algún alto miembro de la casta gobernante.

(Con información de Reforma)

Comentarios