Investigan al dirigente nacional del PRI por enriquecimiento ilícito

Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del PRI
- Publicidad -

La Fiscalía General de la República (FGR) investiga al dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno.

Las primeras diligencias fueron ordenadas por la fiscal Rosalba García Ramírez, en atención a una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito presentada por el también miembro del tricolor, Ulises Ruiz, quien lo acusó de tener 15 inmuebles cuyo valor reportado en su declaración 3de3 tiene una discrepancia de 103 millones 151 mil 537 pesos.

Los bienes los compró entre 2012 y 2015 al contado y, según la denuncia, se registraron a precios subvaluados.

Destaca el caso dado a conocer por el diario Reforma, el cual refiere que el exgobernador campechano es dueño de una residencia en la zona escénica de la playa de Campeche, valuada en 46 millones de pesos y construida en dos años, periodo en el que reportó ingresos por 5 millones de pesos anuales.

En respuesta, el priista dijo que dicha propiedad la financió con un crédito inmobiliario, la dación en pago de dos lotes de terreno y una donación de familiares.

Y agregó que no permitirá intimidaciones ni revanchas políticas que busquen silenciarlo.

“Quienes pretendan dividirnos se encontrarán con un partido unido, fuerte y convencido de que nuestra mayor fortaleza es la firmeza con la que trabajamos a favor de México”, escribió “Alito” en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que se trate de una venganza. Al contrario, señaló, es en atención a una denuncia en contra del campechano.

“Nosotros no actuamos de manera perversa, nosotros no somos como los anteriores Gobiernos que usaban a la Procuraduría para perseguir a los opositores, para fabricarles delitos o para proteger a los presuntos delincuentes”, declaró este lunes en conferencia de prensa matutina.

“Nosotros hemos dicho muchas veces que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie, cero corrupción, cero impunidad”, remató el mandatario.

Cabe mencionar que el enriquecimiento ilícito se castiga con penas de 2 a 14 años de prisión y el pago de 100 a 150 días de multa, según el artículo 224 del Código Penal Federal.

(Con información de Reforma)

Comentarios