Interroga FGR a testigos relacionados con sobornos de Odebrecht

- Publicidad -

Personajes clave en los sobornos que presuntamente hizo Odebrecht a funcionarios mexicanos para ganar contratos fueron interrogados por primera vez por las autoridades de nuestro país el 22 de marzo pasado.

Los testigos se encuentran directamente relacionados con las supuestas transferencias millonarias a Emilio Lozoya, quien fuera director de Pemex y un cercano colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto mientras este estaba al frente de la Administración federal.

Los funcionarios de la Fiscalía General de la República interrogaron en Sao Paulo, Brasil, a cinco ejecutivos y administradores de la constructora brasileña.

Uno de los testimonios más importantes que recabaron las autoridades mexicanas, en presencia de sus homólogos de la Procuraduría General de Brasil, fue el de Ángela Palmeira Ferreira, contadora de la División de Operaciones Estructuradas de la empresa, área que era conocida como “el departamento del soborno de Odebrecht”.

Palmeira está identificada por la justicia brasileña como la responsable de programar los depósitos bancarios a varios políticos y funcionarios latinoamericanos que presumiblemente favorecieron con contratos a Odebrecht.

Otro de los testimonios obtenidos, es el de Olivio Rodrigues Junior, quien presumiblemente utilizaba Odebrecht para financiar campañas políticas en el subcontinente.

“Gigolino”, nombre clave que Rodrigues en los depósitos bancarios, ha sido identificado en las indagatorias como el probable responsable de operar en 2012 los depósitos por 4 millones de dólares a las cuentas off shore de Zecapan SA y Latin America Asia Capital Holding Ltd., supuestamente relacionadas a Lozoya Austin.

Un personaje que también fue interrogado es Luis Eduardo da Rocha Soares, empleado del Departamento de Operaciones Estructuradas y señalado como el responsable de la ingeniería financiera que empleó Odebrecht desde el Meinl Bank de Antigua y Barbuda, para el pago de millonarias “mordidas”.

El mismo día rindió su testimonio Fernando Migliaccio da Silva, el subjefe del “departamento de sobornos” y exadministrador de las empresas off shore en Panamá empleadas para el pago de sobornos.

Migliaccio presuntamente está relacionado con el pago de un soborno de 383 mil dólares por el contrato de la presa Francisco J. Mújica en Michoacán.

La hipótesis de su implicación deriva de un correo electrónico del 19 de febrero de 2010, el cual le fue enviado por Ángela Ferreira Palmeira, en el que ambos utilizaron seudónimos.

Ella se identificó como “Tumaine” y él como “Waterloo”.

La lista de interrogados la completa Luiz Antonio Mameri, exvicepresidente de Odebrecht para América Latina y Angola, y el único de los cinco testigos que ya había hecho una declaración previa relacionada con los exfuncionarios de Pemex.

En 2017, Mameri confesó ante la Procuraduría de Brasil haber sido el responsable de autorizar los pagos de sobornos a Emilio Lozoya desde el 2012.

(Con información de Reforma)

Comentarios